Yo acuso: El crimen organizado atenta contra toda la humanidad

Por, Mario Lamo Jiménez

El crimen organizado: Estados, Organización Mundial de la Salud, Asociaciones Médicas, compañías farmacéuticas multinacionales, agencias regulatorias de salud de los EE. UU. y demás, han dado un golpe de estado mundial para imponer estados autoritarios que gobiernan por decreto en contra de los intereses de la población para favorecer a especuladores financieros y compañías farmacéuticas y aterrorizar a la población para coaccionarla psicológicamente para que acepte como solución final de su miseria ”la vacuna salvadora” que será en verdad la continuación del genocidio que ya han empezado.

Acuso a todos los nombrados anteriormente de cometer TODOS estos crímenes contra la humanidad:

1-Destrucción de negocios y de fuentes de ingresos para causar un gran caos económico y social,

2-Destrucción del tejido social, separando a las familias, amistades, acabando con TODAS las relaciones que crean vínculos afectivos, de negocios, religiosos, espirituales, suprimiendo las celebraciones, las historias familiares e incluso prohibiendo que se despida a los muertos, como se ha hecho por miles de años en diferentes comunidades y culturas,

3-Encarcelamiento masivo de poblaciones enteras con el fin de destruir su sistema inmunológico al confinarlas sin luz solar y sin ejercicio por prolongados periodos de tiempo,

4-Uso prácticas de tortura como el “distanciamiento social” ideadas por la CIA para romper la moral de sus prisioneros y enfermarlos,

5-Forzar el uso de mascarillas que solo sirven para que la persona reciba menos oxígeno, su sangre se acidifique al respirar un exceso de CO2, y su sistema inmunológico también se debilite. La mascarilla es un SÍMBOLO de sumisión y de humillación del portador de la misma, al demostrar su obediencia al sistema.

6-Intento y práctica del genocidio.

Todos estos son crímenes contra la humanidad, cuyo fin es exterminarnos por medio de engaños, falacias, una falsa pandemia (usando para ello pruebas que dan falsos positivos y alterando certificados de defunción para elevar falsamente el número de muertes) y condiciones de vida opresivas que han llevado a la gente a la quiebra económica, moral, espiritual y física y a muchos al suicidio. Los gestores de estos crímenes deben ser arrestados, enjuiciados y encarcelados para que no puedan seguir con la prácticas genocidas mencionadas. La vacuna contra el coronavirus forma parte del plan genocida y debe ser rechazada ya que sabemos por experiencias pasadas con todo tipo de vacunas que estas no funcionan y que han causado enfermedades peores que las que pretendían combatir, e incluso la muerte.

¡No podemos obedecer órdenes que vayan en contra de nuestra salud, vida e intereses como seres humanos! ¡O resistimos o nos extinguimos!

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *