1 de Mayo.

Por Aníbal Montes de Oca

A 134 años de los mártires de Chicago; la vulneración de derechos de los
trabajadores a nivel internacional vuelven a estar en el nivel del siglo
19; la mayoría de derechos, como estabilidad laboral, subsidios por
desempleo; derechos de organización; seguridad y prestaciones sociales
han  sido mutilados por los regímenes neoliberales en los últimos 30
años.

Ya no existe el ejército laboral de reserva, que hacían cola en
las fábricas con la esperanza de nuevas plazas o vacantes; ahora  existe
 marginalidad permanente de millones de hombres y mujeres sin esperanza, o millones de trabajadores informales  precarizados que deambulan por
las calles..

De otra parte la voracidad del capital produce el deterioro ambiental
global que amenaza la vida en el planeta; miles de especies y millones
de seres humanos estamos al borde de más «pandemias» y amenaza de
exterminio; con  bombas, hambrunas, e intemperie.


«En el planeta, habría espacio para todos los seres vivos,  si el afán no fuese el lucro si no la vida en comunidad; no la rapiña si no la solidaridad; no la privatización del conocimiento si no su socialización».

En Colombia nos salva lo que queda de comunidades y pueblos indígenas
afros, campesinos y  las comunidades que resurgen  en los territorios urbanos; pero estos pueblos y comunidades por separado y sin propósitos
políticos nacionales y globales, también serán arrasados en sus derechos
y espacios vitales, solo integrándose en propósitos políticos  comunes
podremos  ampliar nuestros derechos exigibles al estado y además
gobernar para cumplir el deber para con la vida en el planeta, cuidando
el aire, suelo, aguas,  humedales y bosques.  

A los trabajadores y marginados nos corresponde desde las organizaciones
tradicionales y nuevas y desde la  localidad, generar redes globales de
poder antihegemónico. Bueno mis amigos dirigentes y activistas, de
sindicatos, organizaciones sociales, de mujeres y étnicas, pendientes de
todos sus  asociados y de sus familias ayudando a que el Covid-19 pase
lejos; y pilas, después sigue la lucha y hay tiempo para prepararla.

Foto de portada de Navarra confidencial

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *