¿Al Carajo?

Al Carajo es donde enviaban a los rebeldes en alta mar. Creían que los castigaban con soledad pero les daban la calma, la visión perimetral estratégica y el tiempo para la reflexión pausada.

Los rebeldes, desde la cúspide del palo mayor -el carajo- junto a la bandera, divisaban más allá que el resto, y eran quienes debían guiar el rumbo del barco evitando los peligros y advirtiendo las buenas nuevas al ver tierra firme.

Los rebeldes, desde la cúspide del palo mayor –el carajo– junto a la bandera, divisaban más allá que el resto

Y esa es nuestra intención: dotarnos de reflexión, de calma, de intercambios, de pueblo que anhela alcanzar la tierra prometida de la PAZ.