Ejército paraguayo asesina a dos niñas argentinas de 11 años.

Fabricio Arnella del Partido Comunista Paraguayo dialogó con FM La Patriada sobre el asesinato de dos niñas de la provincia argentina de Misiones por parte del ejército paraguayo, como parte de un supuesto operativo contra una guerrilla:

«¿8 meses de inteligencia no les permitió ver que había niños?.», «Realizaron el operativo a sabiendas que había niños.», «Las fuerzas de tarea conjunta asesinaron a dos niñas, y pensamos que tiene que ver con la escuela de Colombia de los falsos positivos.», «El problema que tiene el gobierno es que se comprobó que eran niñas.», «Hay un estado de indignación y conmoción.»

Crece indignación por asesinato de niñas por el Estado

El miércoles 2 de septiembre el Estado paraguayo escribió otra oscura página en su largo historial de acciones terroristas, asesinando a dos niñas de 11 años e intentando presentarlas como “guerrilleras abatidas en un enfrentamiento”. Fiscales, policías, militares y hasta el propio Mario Abdo Benítez, celebraron y presentaron ese infanticidio como “un duro golpe al Ejército del Pueblo Paraguayo”. Otro caso de falso positivo.

Sus mentiras sobre las circunstancias en que se asesinaron a las niñas y sobre sus edades, sus intentos por disfrazar lo que a todas luces se presenta como una ejecución extrajudicial, se desmoronaron la noche del jueves, cuando familiares exhibieron en redes sociales los DNI argentinos de las dos niñas de 11 años asesinadas por la Fuerza de Tarea Conjunta. Abogados paraguayos y argentinos, organismos de DDHH y familiares de las víctimas, denunciaron además que las niñas fueron vestidas de guerrilleras para levantar la tesis de un enfrentamiento, así como señalaron el hecho de que los uniformes que vestían no presentaban restos de sangre ni eran perceptibles los orificios de entrada o salida de balas.imagen.png
imagen.png
Documentos de identidad de las niñas asesinadas por la FTC.

El Estado paraguayo acabó con la vida de dos niñas e intentó ocultarlo enterrándolas a dos horas de los hechos, sin haberlas identificado oficialmente, bajo la excusa del protocolo para sepelios por la pandemia del COVID-19. Además de mentir en reiteradas ocasiones, insinuando primero que habían asesinado a Magna Meza, una de las líderes del EPP, afirmando luego que tenían edades que oscilaban entre los 15 y 17 años, y ante las dudas y refutaciones, diciendo ahora que las niñas fueron “puestas como escudo”, durante el supuesto enfrentamiento.

En Paraguay, solo desde la caída de Alfredo Stroessner, casi 200 campesinas y campesinos fueron asesinados en episodios nunca investigados. Otros miles de campesinos, campesinas y militantes populares se encuentran judicializados o presos por su actividad social y política. Este nuevo hecho es otra trágica evidencia de la permanencia de las prácticas terroristas desarrolladas durante los 35 años de la tiranía militar fascista, pero con mecanismos más elaborados, como la estrategia de los falsos positivos, importada desde Colombia y otros Estados terroristas.

Las reacciones

Entre ayer y hoy, numerosas organizaciones sociales, políticas y organismos de DDHH de Paraguay y Argentina se pronunciaron en diferentes términos en repudio a los hechos.

PCP: “Lo que hubo es irrupción terrorista propia de grupos armados de la mafia“.

En una declaración emitida a primeras horas de hoy, el Partido Comunista Paraguayo asegura que “La trayectoria del Estado oligárquico-mafioso que opera en Paraguay, y el stronista Benítez que funge de Presidente, nos obligan a pensar en que el rápido entierro de las niñas pudo darse para evitar conocer el estado de esos cuerpos, en cuanto a posibles maltratos y abusos, o para ocultar la ejecución extrajudicial“.

Por otra parte, la nota señala que “Decir que hubo enfrentamiento con niñas de 11 años es, a todas luces, un insulto a la inteligencia de la gente. Lo que hubo es irrupción terrorista propia de grupos armados de la mafia, que es lo que más se ajusta a la condición de la FTC“.

La organización asegura “que esta tenebrosa operación es heredera y continuadora de la tiranía stronista, y que la ausencia de un firme Juicio y Castigo a torturadores y saqueadores de ese tiempo, favorece el dominio inescrupuloso y violento de esta actual camarilla de delincuentes, asimilando el sanguinario libreto organizado por el Departamento de Estado norteamericano para el Plan Colombia, como el caso de los denominados “falsos positivos”, que son las personas que no están involucradas en el conflicto armado y que son asesinadas y luego presentadas como guerrilleras“.

Teniendo en cuenta la situación, exigimos la inmediata renuncia de los Ministros de Defensa e Interior, Bernardino Soto Estigarribia y Euclides Acevedo, respectivamente, así como el juicio y castigo de los jefes policiales y militares que comandaron este operativo terrorista e infanticida“, culmina la declaración del PCP.Gremial de Abogados: “Independientemente de que tengan padres campesinos paraguayos y militantes del EPP, las niñas eran civiles y además eran argentinas“.

La Asociación Gremial de Abogadas y Abogados de la República Argentina se pronunció con una declaración en la tarde de ayer miércoles en los siguientes términos: “Los niños suelen ser piezas valiosas para el enemigo en los procesos de represión y combate a las luchas por la liberación, de luchas territoriales y de luchas antiimperialistas. Sobran ejemplos como las matanzas de Israel a los niños palestinos o los más de 500 niños hijos de luchadores populares que aún se buscan en la Argentina. Pero si hay una niñez en Nuestra América con la que los explotadores y los saqueadores se ensañaron particularmente, son los niños paraguayos“.

Sobre los hechos del pasado miércoles, aseguran que “Un numeroso contingente de “Fuerzas de Tareas Conjuntas” atacaron un parador en una zona boscosa del norte paraguayo. El Gobierno terrorista y guerrerista paraguayo informó que era un “campamento guerrillero del EPP”, pero las únicas caídas fueron dos niñas ARGENTINAS: Lilian Villalba y María del Carmen Villalba, ambas de 11 años. Las niñas habían ido a visitar a familiares. Sus papás son militantes del EPP. Son hijas de hermanas de Carmen (Villalba). Independientemente de que tengan padres campesinos paraguayos y militantes del EPP, las niñas eran civiles y además eran ARGENTINAS“.

A los organismos de DDHH, de Solidaridad, de género, feministas, de niñez, etc., tanto en Paraguay como en la Argentina, les recordamos que Paraguay acaba de asesinar a dos niñas que además son argentinas. Y que quizás el acompañamiento y la solidaridad concreta pueda evitar más represalias contra otros niños“, señala en sus últimos párrafos la nota de “La Gremial”.

Monseñor Cáceres: “Las FTC persiguen a los dirigentes campesinos, a los que tienen conciencia crítica“.

El vicario de la Diócesis de Concepción, Monseñor Pablo Cáceres, en declaraciones radiales aseguró que “este hecho deja mucha inconsistencia, mucha perplejidad, nosotros siempre decimos que la FTC representa más estorbo que solución, recuerda al caso de Agustín Ledesma en Arroyito, que fue asesinado cruelmente, como perro, y le pusieron uniforme parapara’i, lo llevaron a Concepción, dijeron que fue un enfrentamiento y se encontró que era sordomudo, que no tenía nada que ver. Como éste hay muchos casos, Toto Lezcano que fue acribillado en su casa y nadie investigó nada. En Kurusu de Hierro que es donde está mi parroquia cometen asaltos a casas particulares, de noche, con muchísimos soldados, manosean adolescentes, pero felizmente ahora hay mucha consciencia de que las FTC no sirven, que hay muchas matanzas, atropellos, mal uso del dinero, etc.“, expresó.

En el norte las FTC persiguen a los dirigentes campesinos, a los que tienen conciencia crítica, los llevan presos, los condenan a penas de 12 años, 13 años, sin que haya argumento valedero. Pero en el norte hay mucha gente con conciencia que entiende que la pobreza es provocada, gente que resiste y no se da por vencido, gente que se opone a un modo de vida de esclavo“, señaló el Monseñor.

Acá la gente le tiene más miedo a las FTC que al EPP, por la persecución a las comunidades rurales viene de ellos, sobrevuelan en helicópteros sobre nuestras cabezas, atropellan canchas de deportes, casas, manosean mujeres, se aprovechan de su impunidad y andan golpeando gente, se emborrachan“, indicó.

Plataforma de DDHH: “Este proceder sacude dramáticamente nuestra memoria y nos remite a los macabros años del stronismo“.

En la fecha, la Plataforma Social de DDHH, Memoria y Democracia emitió un comunicado en el que afirman que “Es absolutamente inmoral que desde la más alta magistratura pública se festeje y se presente como un triunfo la muerte de dos niñas por la acción de fuerzas militares. El Presidente la República, los Ministros de Defensa y de Interior, y los más altos mandos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) , son los principales responsables del operativo en el cual resultaron acribilladas dos niñas. Desde el Gobierno han sostenido que se trataba de integrantes del EPP, abatidas en enfrentamientos“.

Por otra parte, señalan que “el Estado ha procedido a enterrar a dichas menores sin identificarlas, como si no hubieran sido niñas que merezcan cuanto menos recibir una digna sepultura, ser lloradas y enterradas por sus familiares. Este grado de crueldad e inhumanidad, la negación por los más altos responsables políticos y militares de sus obligaciones jurídicas en materia de protección de la niñez, incluyendo las declaraciones omisivas del ente rector que es el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia; las cada vez más graves violaciones de derechos humanos que se vienen cometiendo por la Fuerza de Tarea Conjunta, denunciadas en varias oportunidades por referentes de la Iglesia, movimientos sociales y organizaciones de derechos humanos; la extremada falta de transparencia en el accionar de la FTC, pese al enorme presupuesto público que conllevan, configuran un estado crítico“.

Este proceder sacude dramáticamente nuestra memoria y nos remite a los macabros años del stronismo, interpelando nuestro compromiso con el necesario juicio y castigo a responsables de los crímenes de lesa humanidad durante aquel periodo, ya que estas atrocidades tienen sus bases en el stronismo. Es imperioso el fin de la impunidad de dichos crímenes y la investigación y sanción de los crímenes que actualmente se están perpetrando“, asegura la Plataforma.

LADH: Exigimos que la Cancillería (Argentina) abandone su abstención selectiva.

José Schulman, Presidente de la Liga Argentina por los DDHH (LADH), denunció que el asesinato de las niñas ocurrido el miércoles por la mañana en Yby Yaú, “vulnera toda regla, aún en un conflicto armado, por lo que exigimos que la Cancillería (Argentina) abandone su abstención selectiva: abandona a Facundo Molares en Bolivia, a Facundo Jones Huala en Chile y a las Villalba en Paraguay mientras socorre a miles de argentinos varados por el COVID-19“.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *