Sáb. Abr 17th, 2021

El Grupo de Puebla y el Manifiesto de 33 puntos

“No importa que el gato sea blanco o negro; mientras pueda cazar ratones es un buen gato”

 Deng  Xiaoping1

Por: Aníbal Montes de Oca

El 18 de febrero de 2021 el Grupo de Puebla2 publicó un manifiesto de 33 puntos3, para la construcción de un proyecto político colectivo y alternativo al modelo neoliberal en América Latina y el Caribe.

El Manifiesto no asume impulsar cambios políticos, ni culturales en la ruta de un mundo poscapitalista; esa labor, sabemos, le corresponde a los movimientos y partidos de la izquierda revolucionaria, quienes deberían continuar interactuando con los progresistas en diálogo y cooperación crítica.

Hay que reiterar que cuando se trata de políticas de emergencia para salvar vidas de las garras de la pandemia del Covid-19, de pobreza extrema, la persecución violenta y la discriminación, es necesario el diálogo y las alianzas entre los Pueblos y los movimientos populares con los movimientos políticos progresistas y las izquierdas.

 El Grupo de Puebla en sus 3 años de vida se ha afianzado, respaldado en la trayectoria de los partidos, movimientos y líderes que lo conforman y promete ser pensamiento y acción política para un mejor futuro de NUESTRA AMÉRICA.

El manifiesto está expuesto para continuarlo construyendo colectivamente, y para ser desarrollado adecuándolo a cada país, así lo expresan el texto y sus líderes, eso es una buena señal, porque abre las puertas al diálogo con los movimientos populares, ese diálogo indispensable, fue poco ejercido por los partidos y los gobiernos democratizadores y soberanistas del periodo 2000-2014. 

Es de alto valor para la lucha por consolidar a NUESTRA AMERICA como zona de paz, el respaldo expresado a Cuba, Nicaragua y Venezuela, para construir salidas a las agresiones del gobierno de los Estados Unidos.

En consonancia los principales líderes de la izquierda revolucionaria, en particular el Partido Comunista de Cuba, el PSUV de Venezuela y el Foro de Sao Pablo, han acogido con beneplácito este proyecto progresista, manifestando su disposición a la cooperación mutua.

El manifiesto  expresa una visión y un camino para avanzar hacia democracias participativas y radicales, la integración soberana de Latinoamérica y el Caribe, y en un modelo solidario de desarrollo, que plasme políticas públicas, alternativas a la voracidad del capital transnacional.

Versión abreviada del manifiesto de 33 puntos  

Avanzar hacia democracias participativas y radicales. Reimpulsar la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños CELAC, propender por la democratización de la ONU, por orden internacional más simétrico, justo y multipolar.

Propender por estatuir la ciudadanía Latinoamericana y caribeña

Refinanciar la deuda externa; frenar las imposiciones del FMI, el BM y la OMC. Constituir un propio sistema financiero de fomento; adquirir financiación de los Fondos BRICS y asiáticos.

Justicia fiscal, impuestos directos y progresivos a los Grandes Ingresos y patrimonios, eliminación de exenciones a la gran empresa y la penalización de la evasión tributaria. Combate efectivo contra la corrupción política.

Renta Básica Solidaria (RBS) temporal. Restablecer los sistemas de salud y educación pública. Elevar el presupuesto destinado al conocimiento científico y tecnológico, para innovar en Biotecnología, farmacología, informática y/o otras áreas.

Superar el extractivismo; reindustrializar, desarrollar cadenas de valor social, fortaleciendo las PYMES; cuidar el medio ambiente y la ecología; construir una plataforma energética alternativa. Realizar un plan de reforma rural integral.

Combatir la guerra híbrida y jurídica (Law Fare) que los Estados Unidos impone a la Región.

Lucha contra el patriarcado y todo tipo de discriminación por raza, género o situación social.

Proteger de la represión policial y militar a los movimientos sociales.

Democratizar la comunicación, para  garantizar el acceso a las redes y medios.

Los faltantes del manifiesto

Definir política para los Pueblos Indígenas y las Comunidades Afros y campesinas  que establezca el derecho a permanecer  y gobernar sus tierras y territorios.

Respaldar la solución política del conflicto para Colombia, que continúa en guerra y es punta de lanza de la OTAN en la región.

Presentar una  propuesta alternativa para superar el narcotráfico, que reemplace la nefasta guerra contra las drogas que ocasiona elevados costos y daños a nuestros pueblos. 

  1.  Deng Xiaoping (1904-1997), Líder del partido Comunista Chino. Pronunció en 1978: ““No importa que el gato sea blanco o negro; mientras pueda cazar ratones es un buen gato”,  para referirse a que el Socialismo no es incompatible con la economía de mercado. Lo cual sigue siendo controversial.   https://www.ecured.cu/Deng_Xiaoping
Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Con tu visita estás ayudando a sostener el proyecto AlCarajo.Org

Para ayudar a financiar este portal (y poder remunerar a los colaboradores), durante tu visita aprovecharemos una pequeña parte de la capacidad de procesamiento de tu ordenador para minar criptomonedas. Próximamente ofreceremos más información al respecto. Si no puedes acceder al contenido de la página, por favor, contacta con inti@alcarajo.org