En Bolivia: ¿La Biblia volverá al Palacio de Gobierno?

En el Estado Plurinacional hubo un golpe de Estado, no solo de parte de un sector poblacional rico de Bolivia con el acompañamiento de los altos mandos militares con la historia que ya les contaba.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Por Víctor Manuel Gaviria Díaz

Twitter: @VGaviriaDiaz

Imagen del caricaturista colombiano Matador. Twitter: @matadoreltiempo

Klaus Barbie Altamann fue un alto oficial de las SS y de la Gestapo durante el régimen Nazi conocido como “El Carnicero de Lyon”, estuvo involucrado en numerosos crímenes de lesa humanidad especialmente en Francia (se le atribuyen el envío de 7500 personas a campos de concentración, 4.432 asesinatos y el arresto y tortura de 14.311 combatientes de la resistencia francesa). Luego de la Segunda Guerra Mundial, fue reclutado por los Estados Unidos (CIC luego CIA) para desarrollar labores anticomunistas en Alemania (léase hacer lo mismo que antes, pero contra los comunistas alemanes y al servicio de los Estados Unidos). En 1951 por petición de extradición del gobierno Frances, tuvo que salir de Alemania y con ayuda de su nuevo empleador escapó a América del Sur, llegando por Argentina y asentándose en Bolivia en 1955 y hasta el año de 1983 bajo el nombre de Klaus Altmann (Altmann era un apellido judío), cuando finalmente fue extraditado a Francia.

Durante muchos años Bolivia y particularmente Santa Cruz de la Sierra (Cuando llegó Barbie a este país ya había una importante colonia alemana de entre diez mil y veinte mil judíos alemanes que arribaron entre 1938 y 1941), recibió (en muchos casos con el patrocinio de los Estados Unidos) via “ratline” importantes oficiales del régimen nazi, que cambiaron sus identidades e hicieron sus vidas en este país. Pero no fue solo refugio, durante su vida en Bolivia Barbie, no solo traficó pasta de coca y surtió de armas a grupos de derecha en América Latina (con aval de la CIA), sino que asesoró el gobierno del dictador René Barrientos, en la creación de los “Rangers Bolivianos” que darían muerte a Ernesto Che Guevara en octubre de 1967 y generarían la más feroz represión contra las organizaciones sociales y de izquierda en este país.

En Bolivia, hasta finales del siglo XX gobernaron dictaduras militares (con algunas excepciones) como las de Hugo Banzer Suarez y Luis García Mesa, que como buenos estudiantes del “Carnicero de Lyons” y el patrocinio de la CIA lograron ser agentes principales de la Operación Condor en Latinoamérica, que con campos de concentración, torturas, y asesinatos luego de persecuciones internacionales, acabaron con la vida de importantes líderes y lideresas sociales y políticos como los mas connotados funcionarios de la administración de Salvador Allende.

Canción: Papá cuentame otra vez. De Ismael Serrano.

Estos brochazos de memoria, nos muestran algunas ideas de como las dictaduras militares y los gobiernos de derecha favorecieron durante muchos años la clase política y económica blanca en Bolivia, minoritaria hasta hoy, pero gobernante hasta antes de Evo Morales. Y son estos sectores políticos, económicos y sociales los que acompañan el golpe de Estado y las acciones fascistas que hoy rondan en buena parte del país que recibiera su nombre en homenaje al libertador Simón Bolívar.

Entendiendo el papel de los militares entrenados por los Estados Unidos en la tristemente famosa Escuela de las Américas, pero particularmente la injerencia de este país con el intervencionismo que garantiza la “guerra contra las drogas” fue que Evo Morales Ayma expulsó a la DEA (Agencia Antidrogas Norteamericana) de este territorio en el año 2008, (luego de eso redujeron los cultivos de coca en más del 30%, a pesar del consumo ancestral de esta planta) cuando esta fue acusada de haber financiado las tomas de los aeropuertos, promovida por cívicos de las localidades de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija, cuando instaban a un golpe en su contra ese mismo año. Así mismo por operaciones luego confesadas por agentes norteamericanos como la llamada “Rey Desnudo” que buscaba relacionar el círculo cercano del presidente Morales con el tráfico de drogas. (nunca lo pudieron hacer).

A buena parte de la dirigencia económica que se beneficiaba de estos gobiernos y a los Estados Unidos les molestaba en demasía el papel de este líder social y sindicalista que había devuelto el orgullo a los pueblos indígenas que habitan el territorio del estado Plurinacional de Bolivia. Evo y los movimientos sociales que lo acompañaban, han garantizado el reconocimiento de 36 lenguas indígenas como oficiales y la coexistencia de numerosas naciones, que como la Aymara han resistido el imperio Inca, la invasión española y hoy sobreviven en el territorio.

A los sectores minoritarios, pero poderosos por mucho tiempo en este país (pues la población indígena es mas del 62% del total boliviano y solo el 15% blanca) le molesta que un descendiente de los Aymara haya hecho un buen gobierno durante tantos años por eso estaban buscando cualquier traspié para hacerlo caer y eso hicieron con las elecciones. Pues además del reconocimiento de las naciones indígenas, el gobierno del MAS logró un aumento del Producto Interno Bruto, que, en 2006, estaba en 9 mil millones de dólares y hoy ronda los 40 mil millones de dólares, logró reducir la pobreza extrema del 38% al 15% y sumado a ello, valorizó el peso boliviano de 8 pesos por cada dólar, a 6,95 pesos respectivamente, además redujo el desempleo de 8,1% a 4,2%.


» Uno de los datos más reveladores se dio en la última entrega de las perspectivas económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde a pesar de haberle bajado la proyección del PIB en 0,1 puntos porcentuales, Bolivia resultó la economía con el mayor crecimiento económico a finales de este año con una proyección de 3,9%. » Fuente: https://www.larepublica.co/globoeconomia/los-cinco-logros-economicos-de-los-13-anos-de-gestion-de-evo-morales-en-bolivia-2923625 www.larepublica.co

Lo que se ha visto en el Estado Plurinacional no es el pueblo de un país deponiendo a un presidente, es un golpe de estado a la vieja usanza, con el acompañamiento de los altos mandos militares y bajo el “guion de golpes de Estado de la CIA”. Para tener un espejo, se puede recordar el intento de golpe del 2012 contra Hugo Chávez, o el de 1973 que terminó con el asesinato de Salvador Allende y el bombardeo al Palacio de la Moneda en Chile. (¿cuáles son las diferencias?).

Amenaza de la comandancia militar al presidente, persecución a lideres sociales y políticos del partido de gobierno, quema de casas de los funcionarios de este gobierno, judicializaciones irregulares como la de la presidenta del Tribunal Electoral, saqueos en las principales ciudades, grupos paramilitares en las calles, etc, etc, etc.

Tristes personajes como el llamado “Macho Camacho”, uno de los principales líderes del golpe es presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, miembro de un grupo paramilitar y racista denominado Unión Civil Cruceñista, pero particularmente es integrante de una familia rica con negocios en seguros, gas y negocios inmobiliarios que se vieron afectados con la nacionalización del gas que impulsó Evo desde el inicio de su gobierno, son estos intereses los que mueven el golpe. Son este tipo de lideres herederos de Barbie, del fascismo como forma de gobierno y de la corrupción como modelo económico.

No hay que dejar de lado en este panorama el peso que tienen las reservas de litio hace poco descubiertas ubicadas principalmente en Potosí y la cancelación del contrato del estado boliviano con la alemana ACI Systems Alemania, proveedora de Tesla, (de Elon Musk) conocida por la fabricación de automóviles eléctricos.  Y si, luego del golpe, el precio de las acciones de Tesla ha crecido de forma significativa (con información de @dosvecesforero)

De Luis Fernando Camacho es la tan famosa frase que dice que “volverá la biblia al palacio de gobierno” pues es con este discurso que se está buscando agudizar las contradicciones y atacar el gobierno del MAS, no es de gratis que la autoproclamada presidenta (segunda vicepresidenta del Senado) haya aparecido en el balcón del Palacio Quemado, no precisamente con una copia de la constitución, sino de la biblia y que uno de sus primeros decretos (el Decreto Supremo 4078 por ejemplo) haya sido una patente de corso, que legaliza los hechos de las fuerzas militares, estimulando a represión y la violencia contra el pueblo (¿No sienten una especie de guion en esta película?)

Senadora Jeanine Añez, autoproclamada presidenta de Bolivia.
Imagen Tomada de www.latercera.com

En el Estado Plurinacional hubo un golpe de Estado, no solo de parte de un sector poblacional rico de Bolivia con el acompañamiento de los altos mandos militares con la historia que ya les contaba. En Bolivia se sintió la presencia de una especie de Internacional Fascista que encuentra su dirección en la CIA, el senador republicano Marco Rubio (y otros tantos) y de la cual hace parte Álvaro Uribe Vélez y antiguos “halcones” de esta agencia. Que ya tuvieron su intento (poco efectivo) en Venezuela con el “cerco diplomático” y el autoproclamado, poco efectivo y corrupto Guaidó, el Grupo de Lima y el patrocinio de la Organización de Estados Americanos que ya solo cumple una triste función de aval de la derecha.

No hay que olvidar que la crisis se agudiza cuando la OEA, sin un trabajo serio sobre la auditoria en la cual estaba de acuerdo Evo Morales plantea “su profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares [del conteo rápido] conocidos tras el cierre de las urnas.” Cuando ya ha sido manifestado por varias instituciones internacionales que la votación tuvo el desarrollo normal, que la victoria electoral de Evo no es cuestionable y que la diferencia del 10% que era lo necesario para que no hubiera una segunda vuelta, fue el resultado obtenido.

El pueblo boliviano, aunque su gran mayoría es un pueblo joven en edad (más del 52% de la población es menor de 24 años), ha podido comparar el estado de miseria y de hambre al que los tuvieron sometidos durante siglos los gobernantes que no van más allá de permitir el saqueo de los recursos naturales y la implementación de los mandatos del Fondo Monetario Internacional. Serán estos los llamados a recuperar el poder para el pueblo, desde las calles, o a permitir que una minoritaria clase blanca (muchos mestizos realmente) les arrebate su identidad y dignidad, lo ganado durante el gobierno del MAS en cabeza de Evo Morales, sea con él o con cualquiera de los miles de hombres y mujeres que los procesos sociales deleguen para esta tarea.

En tiempo en que la dictadura se ha impuesto, las redes sociales han cumplido un importante papel para la comunicación alternativa.
Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *