Ejército de Liberación Nacional (ELN) entregando mercados por pandemia Covid-19

En medio del Covi-19 ELN entregó mercados a campesinos en Norte de Santander

COLOMBIA| EL Ejército de Liberación Nacional (ELN) hizo entrega de mercados a la población campesina en la zona rural del municipio San Pablo, Norte de Santander, esta medida adoptada ante la crisis de salud pública mundial por el Covid-19.

Otro gesto que realizó el ELN por la pandemia del Coronavirus el pasado 30 de marzo, fue haber decretado el Cese al Fuego Unilateral Activo por 30 días, donde realizó catorce peticiones al Gobierno Nacional, entre ellas: el suministro de una canasta básica familiar, de forma gratuita, cada 15 días, a todas las casas de los estratos 1, 2 y 3 de las ciudades y de los pequeños y medianos campesinos; subsidio mensual a todos los desempleados, equivalente a un salario mínimo; además de eliminar la ley 100, y otorgar los elementos de bioseguridad a los prestadores del servicio de la salud.

El número de personas contagiadas en el país suramericano sigue aumentando. A la fecha, el país ya tiene un total de 12.272 contagiados, 493 fallecidos y 2.971 recuperados. De acuerdo con el último reporte del Ministerio de Salud y Protección, entregado el martes 12 de mayo.  

Aunque la Delegación de Diálogos de Paz del ELN se encuentre en La Habana (Cuba), debido a que el Gobierno del Presidente Iván Duque no cumpliera con los Protocolos de Ruptura, ante la ruptura de las conversaciones por el atentado de la organización guerrillera a la escuela de cadetes de la Policía General Santander, los elenos siguen haciendo el llamado a reactivar los diálogos de paz.

Puntos de la agenda de diálogos del ELN y el gobierno colombiano

El 30 de marzo del 2016, desde Caracas (Venezuela), el jefe de la delegación del Gobierno Frank Pearl, y Eliécer Chamorro Acosta, conocido como “Antonio García”, jefe de la delegación del Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunciaron los puntos de la agenda a negociar del “Acuerdo de Diálogos para la Paz de Colombia entre el Gobierno y el ELN”.

Los seis puntos de la agenda a negociar son:

1-  Participación de la sociedad en la construcción de la paz

Se podría decir que es el eje principal del proceso y la idea es que esa participación se dé en función de iniciativas y propuestas que hagan viable la paz. Esos planteamientos tienen que ser sobre los temas de la agenda.

2- Democracia para la paz

Apunta a la realización de un debate que permita examinar la participación y las decisiones de los colombianos en los problemas que los afectan y la manera como se tratan los conflictos, en aras de la construcción de la paz. Se plantea, además, hacer una revisión sobre el marco normativo y las garantías para la manifestación pública, y el tratamiento de la situación jurídica de los sindicatos y condenados por actos en el desarrollo de la movilización social.

3- Transformaciones para la paz

A partir de las propuestas de los ciudadanos, Gobierno y ELN se comprometen a plantear y desarrollar programas transformadores para superar la pobreza, la exclusión social, la corrupción y la degradación ambiental, en busca de una verdadera equidad. Y se buscaría la creación de planes alternativos integrales con enfoque territorial, que den opciones económicas y productivas que beneficien a las comunidades.

4- Víctimas

Hay consenso en que la construcción de una paz estable y duradera solo será posible si hay reconocimiento a las víctimas y sus derechos, con base en verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición y no olvido. “El conjunto de estos elementos fundamentan el perdón y proyectan el proceso de reconciliación”.

5- Fin del conflicto armado

Se trata del punto que pone sobre la mesa la definición de la situación jurídica de los integrantes del ELN, las condiciones y garantías de seguridad y la posibilidad para el ejercicio de la política, ya como un movimiento o partido legal. También abordará lo concerniente a la privación de la libertad de los miembros de esa guerrilla procesados o condenados (indulto y amnistía) y el esclarecimiento del fenómeno del paramilitarismo. Y, por supuesto, se incluye aquí el cese al fuego bilateral, la dejación de armas y los actos humanitarios que sirven para construir confianza, como por ejemplo el desminado o la entrega de información sobre desaparecidos.

6- Implementación

Se trata de la ejecución de lo acordado para “materializar los cambios que permitan pasar del conflicto armado a la paz”. Esa implementación estará definida por un “Plan General de Ejecución”, que incluirá mecanismos de control, seguimiento y verificación, con la participación de la misma sociedad civil y la comunidad internacional. Se tendrá un cronograma definido y al igualo que sucedió con las FARC, plantea llegar a un acuerdo para refrendar lo pactado y, de esta manera, proyectarlo hacia el futuro.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *