Escándalo del rector de U. del Magdalena

Por: Redacción AlCarajo.org

Pablo Vera Salazar es un ingeniero civil de 46 años. Fue catedrático de la Universidad del Magdalena. En 2016 fue elegido rector de ese campus académico y actualmente aspira a su segundo mandato. Vera Salazar ha sido muy cercano al Clan Cotes, conocidos por haber gobernado al Magdalena durante más de tres décadas bajo una compleja red clientelar y con el apoyo denodado hacia los políticos tradicionales como Álvaro Uribe Vélez o Germán Vargas Lleras, usando para ello las plataformas gubernamentales. Son grandes socios de otros clanes tristemente célebres como los Gnecco, los Araujo y los Char. Hace pocas semanas, dos de sus miembros, Luis Miguel Cotes y su tía Rosa, fueron sancionados y suspendidos por la Procuraduría por irregularidades en la construcción de la vía de la prosperidad que comprometieron recursos por más de $466.000 millones de la nación y del Sistema General de Regalías. Sobre otros miembros de esa familia pesan sendas investigación judiciales y administrativas: (Ver aquí).

A Vera Salazar se le ha señalado de hacer parte de esa estructura política, algo que, pese a las evidencias, niega. La rectoría del joven ingeniero no ha escapado de la lupa de la crítica pública, como en el caso de sus promesas incumplidas con la adecuación del piso hospitalario para las prácticas de los alumnos de la UniMagdalena. Ahora, estando en el clímax de su campaña para su continuidad al frente de la rectoría del centro educativo, el 25 de octubre Noticias UNO reveló una pieza audiovisual que pone en calzas prietas a Vera Salazar.  En el video de 2 minutos de duración, se ve al actual rector en una fiesta en un apartamento junto a unas jóvenes, con rangos de edades que fácilmente podrían ser sus hijas o sus alumnas. Las botellas de whisky hacen constantes apariciones, animando las muy sensuales danzas a ritmo de reguetón que ejecutan las jovencitas junto a Vera, quien, exultante y ya presa del efecto del licor, cae sentado sobre un mueble de la vivienda.  Las escenas subieron de tono y se vuelven impublicables, como lo expresa el periodista de Noticias UNO, y por eso fueron censuradas. 

Cabe preguntarse: ¿Ese es el respeto que el rector de la más importante institución educativa del Magdalena debe tener con el alumnado, con la comunidad en general y con su propia persona? ¿Este educador, apoyado por la politiquería tradicional de la región costera, es el idóneo para continuar en tan relevante cargo luego de este escándalo? Quizá la sabiduría popular despeje la incógnita: “Una imagen vale más que mil palabras”.

Fuente. Noticias UNO. Video completo (Min 48: 58): https://www.youtube.com/watch?v=HzlfNQPCKFo

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *