La banda de los Gnecco

Vicky Davila, y Lucas Gnecco

“Hoy es este o aquel, mañana será otro: su amigo, su familiar, su jefe, usted mismo. Una práctica político-judicial que encontró un nicho. Habrá seres humanos que, durante décadas, gracias a la Banda del Pajarito, serán para sus descendientes que vayan a los buscadores de internet simplemente bandidos, corruptos, prepagos, asesinos o ladrones. Abundarán infinidad de memes con sus caras, vestidos de paramilitares, armados hasta los dientes y ensangrentados. Será difícil saber cuál es la imagen real. Todo empeorará” **Vicky Dávila**

Cuando leí este aparte de la columna de Vicky Dávila en la Revista Semana, quise investigar sobre la familia de su esposo, el clan Gnecco, de quienes se dicen cosas, pero nadie publica nada incluida ella; esto fue lo que encontré.

Un prontuario criminal ha caracterizado a esta familia desde siempre, y no es que yo lo invente, es que basta solo con escribir su apellido en cualquier buscador de internet para leer historias como sacadas de una película de gángsters y de inimaginables escenas donde el poder se consigue sin importar nada, sin respeto por la vida.

“El Clan Gnecco Cerchar, se refiere a un clan familiar que se originó en el departamento colombiano de La Guajira. El clan “Italo-Wayú” proviene de familias migrantes de Italia a Colombia en el Siglo XIX y de familias guajiras de mestizos españoles y tribus de la etnia Wayú.

Algunos miembros del clan surgieron económicamente en La Guajira con el contrabando y crimen organizado en la frontera colombo-venezolana, en la ruta La Paz-Maicao-Maracaibo y el comercio ilegal marítimo que llega a la península de La Guajira. Luego pasaron al paramilitarismo, narcotráfico, y lavado de activos que invirtieron principalmente en ganadería, comercio y propiedades en bienes raíces. Otros surgieron económicamente profesionalmente, pero continuaron colaborando con sus familiares y parientes en otras capacidades.

En la década de 1990, miembros del clan lograron incurrir en la política del sur de La Guajira y el Cesar, y luego en el departamento del Magdalena. Con su poderío económico en la política, el clan se ha convertido en uno de los más influyentes de la región Caribe de Colombia, eligiendo a sus miembros al Congreso, y manejando burocracia y contratación Estatal a nivel nacional, regional y local. Han incurrido en la compra de votos (constreñimiento al elector) e intimidación, realizando alianzas con grupos al margen de la ley, como las AUC, las FARC y otras bandas criminales como “Los Curicheros” de Marquitos Figueroa. También han tenido contacto directo con la cúpula del chavismo y el narcoestado venezolano que lidera el Cartel de los Soles.

En La Guajira, en cabeza de Kiko Gómez Cerchar, se han enfrentado frontalmente a elementos del Cartel de La Guajira por el control político y económico de la región. En el Cesar y el Magdalena, elementos del clan se aliaron inicialmente con las AUC, y luego se enfrentaron al jefe paramilitar Rodrigo Tovar Pupo alias “Jorge 40”, que terminó asesinando en 2001 al jefe del clan en ese momento, Jorge Gnecco Cerchar.

En el Magdalena, Jorge Gnecco Cerchar tuvo alianza del narcotráfico con el narcoparamilitar Hernán Giraldo, Luego de la muerte de Jorge, el liderazgo del clan familiar recayó en Cielo, Nelson Gnecco Cerchar y su sobrino José Alfredo Gnecco Zuleta. Líderes del clan tienen nexos directos con Marquitos Figueroa, quien estaría bajo Nelson Gnecco y Kiko Gómez Cerchar en una estructura criminal.

La familia

Los apellidos Gnecco (pron. italiana “ñeco” o coloquialmente castellanizado a “géneco”) y Cerchar (castellanizado del italiano Cerchiaro, pron. “cherkiaro”) son originarios de la región de Génova, Liguria, al norte de Italia. Los Gnecco y los Cerchar se asentaron en el sur del departamento de La Guajira en el Siglo XIX.

El patriarca de los Gnecco Cerchar fue Lucas de Jesús Gnecco Navas, quien fue un reconocido contrabandista, marimbero en la Alta Guajira que invertía sus ganancias en ganadería, lo cual es el origen de la riqueza actual de la familia. Su esposa fue la matrona Elvia Cerchar de Gnecco y sus hijos fueron:

  • Lucas Gnecco Cerchar: Lucas fue gobernador del departamento del Cesar dos períodos y condenado por corrupción y paramilitarismo. Casado con Dennis Martha “Lilo” Zuleta Carrillo. Lucas Gnecco Cerchar es padre de:
    • Eliana María Gnecco Martínez: cantante.
    • José Amiro Gnecco Martínez; médico y contratista. En el 2002, su hijo José Amiro fue secuestrado por desconocidos en el sur de Bogotá a las afueras del Hospital donde laboraba como médico. Tiempo después fue liberado y José Amiro contrajo matrimonio con la periodista Vicky Dávila en 2008, convirtiéndose en nuera de Lucas Gnecco y Lucas Gnecco en el suegro de Dávila. Tuvo contratos con la alcaldía de Bogotá que incluyeron los contratos No. 77-13 del 4 de febrero del 2013 (OPS-775-12 más adiciones); el contrato No. J-003-14 del 30 de enero del 2014 y el contrato No. OPS-J008-15 del 5 de febrero del 2015. Uno de los contratos tuvo un monto de COP$ $1.127 millones de pesos en contratación con el Hospital La Victoria III Nivel de Bogotá y su objeto social fue “prestación de servicios médicos especializados en Oftalmología”.
    • José Alfredo Gnecco Zuleta: Senador de la república. Su pariente, el sicario Armando Gnecco Vega, también sobrino de Jorge Oñate, usaba una identidad a nombre de José Alfredo para realizar trámites. En octubre de 2014 la entonces senadora Claudia López señaló al senador José Alfredo Gnecco y Antenor Durán de estar relacionados con la banda criminal del narco Marquitos Figueroa, sin embargo luego se retractó. Está involucrado en el escándalo del “Cartel de la toga” junto a su padre en sobornos a magistrados de las altas cortes colombianas. Antes de ser extraditado a Estados Unidos, el corrupto exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno involucró en hechos de corrupción a Lucas Gnecco y a su hijo José Alfredo Gnecco.
    • Eddie José Gnecco Zuleta.
    • José Eduardo “Lalo” Gnecco Zuleta: Concejal de Valledupar tras resultar electo en las Elecciones regionales de Colombia de 2019.
    • Xilena María Gnecco Zuleta.
  • Cielo Gnecco Cerchar: Casada con el empresario de las estaciones de gasolina y ganadero Luis Alberto Monsalvo Ramírez. Madre de:
    • Luis Alberto Monsalvo Gnecco: representante a la Cámara y dos veces gobernador del Cesar.
    • Viviana Monsalvo Gnecco: Señorita Cesar 1998 y excandidata a la gobernación del Cesar.
    • José Jorge Monsalvo Gnecco: empresario y coordinador de contratistas, conocido como “el asesino del cuatrimoto”. Según La Silla Vacía, aunque no tiene cargo oficial, José Jorge es el encargado de cobrar entre el “15% y el 20% por contrato” que la administración de su hermano el gobernador del Cesar otorga. También estuvo involucrado en hechos de corrupción en la Asamblea Departamental en el que el diputado Julio Casadiego aseguró que le pidieron “COP$ 60 millones de pesos para elegir a la actual [2017] mesa directiva de la asamblea departamental del Cesar”.
Archivo:Jorge Gnecco Cerchar.jpeg

Jorge Gnecco Cerchar.

  • Jorge Gnecco Cerchar: Tras la muerte de Jorge en 2001, familiares, hijos y su viuda María del Pilar Espinosa, se vieron envueltos en una disputa por su millonaria herencia producto del narcotráfico, paramilitarismo y otros negocios con un narco que pretendía a la viuda; Eduardo Dávila Armenta. La disputa fue hecha pública a través de medios nacionales.
    • Jorge Camilo Gnecco Espinosa: Principal heredero y gerente de las empresas que dejó su padre Jorge Gnecco Cerchar. Con su empresa MORANO Group, Carlos Caicedo le fue adjudicado el contrato de construcción del Estadio Sierra Nevada de Santa Marta.
    • Andrea del Pilar Gnecco Espinosa.
    • Valeria Gnecco Espinosa.
    • John Aníbal Gnecco Espinosa.
  • Nelson Gnecco Cerchar: tras la muerte de Jorge, asumió el liderazgo del clan en el narcotráfico y el paramilitarismo.
    • Ronnie Gnecco: experto en aviación, graduado como técnico en estructura de aeronaves, y especializado en Ingeniería Aeronáutica. Ha trabajado para la empresa europea Airbus.
  • José Eduardo “Pepe” Gnecco Cerchar: excongresista de Colombia, el ala política del clan, y de los paramilitares de las AUC, fue firmante del Pacto de Ralito y parte de la Parapolítica, pacto que buscó refundar la república de Colombia.
  • Gina Gnecco Cerchar: Estuvo casada con Rafael Bolaños Guerrero, pero se mantuvo al margen de la vida política de su esposo.
    • Cindy Bolaños Gnecco
    • Julianne Inés Bolaños Gnecco

Los hermanos crecieron en el corregimiento de Papayal, zona rural del municipio de Barrancas al sur de La Guajira. Luego se mudaron al barrio Gaitán en la ciudad de Valledupar, donde Lucas, Jorge y Nelson se dedicaron al robo de vehículos y partes en Venezuela, que luego ingresaban a Colombia cargados con cigarrillos y whiskey de contrabando.

Medio hermano

  • Hugo Felipe Gnecco Carrillo: Nacido en Papayal, Guajira, pero estuvo residenciado en Santa Marta. Estuvo casado con Aurora Arregocés Ariza. Fue padre de:
    • Hugo Miguel Gnecco Arregocés
    • Amiro José Gnecco Arregocés: fue aportante a la campaña electoral de Carlos Caicedo.
    • Jorge Gnecco Arregocés
    • Natalia Gnecco Arregocés: escritora y periodista.
    • Juan Carlos Gnecco Arregocés
    • Hugo Alberto Gnecco Arregocés: Fue dos veces alcalde de Santa Marta (1993 y 2001). La justicia colombiana lo condenó a nueve años de cárcel por “prevaricato y celebración indebida de contratos”, por lo que escapó a Venezuela y se mantuvo prófugo.
    • Flor Gnecco Arregocés: Fue senadora de la república de Colombia. Ha sido aportante a la campaña electoral de Carlos Caicedo. Caicedo estableció vínculos con el clan Gnecco y les entregó el contrato del Plan de Alimentación Escolar (PAE) bajo control de Flor Modesta Gnecco, y su primo Luis Gabriel Arregocés.

Los Primos

Entre los primos y parientes del clan Gnecco Cerchar figuran:

  • Andrés Samper Gnecco: primo hermano de Lucas de Jesús Gnecco Navas, patriarca del clan Gnecco Cerchar. Sus descendientes más conocidos son:
    • Ernesto Samper: Su campaña presidencial fue financiada (Proceso 8000) por el Cartel de Cali. El clan Gnecco Cerchar lo apoyó en su campaña presidencial, y en el congreso tuvieron de secretario como ficha al senador Pedro Pumarejo Vega.
    • Daniel Samper Pizano: escritor y folclorista del vallenato.
      • Daniel Samper Ospina: periodista y comediante.
  • Kiko Gómez Cerchar: narcoparamilitar y exgobernador del departamento de La Guajira. Casado con Bibiana Bacci García quien es pariente del narcotraficante Marquitos Figueroa García. Kiko es primo hermano de los Gnecco Cerchar por parte materna. Elvia Cerchar, matrona de los Gnecco Cerchar es hermana de la madre de Kiko, Yolanda Cerchar.
  • Lidia Ester Cerchar Fajardo: prima de los Gnecco Cerchar por lador materno. Está casada con el exalcalde de Valledupar Luis Fabián Fernández y fue primera dama de Valledupar. Su esposo fue destituido por corrupción en la alcaldía. Tienen tres hijos:
    • Andrés Arturo Fernández Cerchar: ha sido candidato a la alcaldía de Valledupar y aspirante a la Cámara de Representantes de Colombia. Fue nombrado secretario de ambiente del Cesar en la gobernación de Franco Ovalle, quien además lo encargó temporalmente como alcalde de Chiriguaná. El cantante y político Jorge Oñate fue acusado de comprar votos en campaña electoral a favor de Andrés Arturo, cuando Fernández aspiraba a ser electo representante, aunque alegó que se hizo “a sus espaldas”.
    • Fabián Fernández Cerchar.
    • Ana Marcela Fernández Cerchar.
  • César Cerchar De la Rosa: fue jefe de despacho durante la gobernación de Luis Monsalvo Gnecco, y luego fue nombrado Contralor General del departamento del Cesar.
  • Jacobo Solano Cerchar: escritor y periodista. Es primo hermano de los Gnecco Cerchar y los Gómez Cerchar.
  • Salustio Solano Cerchar.
  • Jorge “Popo” Barros Gnecco: político regional, diputado de la Asamblea del Cesar.
  • Jaime Gnecco Hernández: exdiputado de la Asamblea del Cesar y médico de nacionalidad colombo argentina.
    • Luz Marina Gnecco Plá, alias “La Muma”: hija de Jaime Gnecco y asesora política del clan. Fue aspirante al congreso. Tiene nexos con Piedad Córdoba, las FARC, el peronismo argentino y el chavismo venezolano. Hija de Jaime Gnecco Hernández.
  • Miguel Gnecco Hernández: exalcalde de Valledupar.
  • Armando Gnecco Hernández: comunicador social y locutor de Radio Guatapurí.
  • Omaira Gnecco: Casada con Celso Castro Castro, quien es del tradicional clan Castro del Cesar y Magdalena; hijo de Pedro Castro Trespalacios y hermano de Pepe Castro Castro. Entre sus hijos están:
    • Miguel Castro Gnecco, alias “Armando Iglesias”, quien fue miembro de las AUC.
    • Celso Castro Gnecco “Chechito”: fue víctima de un atentado sicarial el 10 de julio de 2019. Uno de sus hijos es el exconcejal de Valledupar, Roberto Carlos “Rober” Castro Romero
    • Patricia Castro Gnecco.
    • Juan Pablo Castro Gnecco.
    • “la Nena” Castro Gnecco.
  • Gustavo Gnecco Oñate: ganadero residenciado en La Paz (Cesar). Hijo de Miguel Gnecco Navas y Delfina Oñate, y primo de los Gnecco Cerchar. Estuvo secuestrado en 1996. En 1998 las FARC destruyeron su finca con explosivos y el Estado tuvo que indemnizarlo. Medio hermano por parte materna de Jorge Oñate (Jorge González Oñate).
  • Jesualdo “El Mocho” Gnecco Oñate: ganadero y contrabandista de gasolina en La Paz (Cesar). Es padre de Armando de Jesús Gnecco Vega, alias “Mandarino”. Hijo de Miguel Gnecco Navas y Delfina Oñate, y primo de los Gnecco Cerchar. Estuvo involucrado en el caso de homicidio, pero fue luego exonerado por la justicia colombiana. Su compañera sentimental Dina Luz López Oñate, y la hija de Dina, Lila Luz Paz López fueron asesinadas por sicarios en noviembre de 2010.
    • Armando de Jesús Gnecco, alias “Mandarino”: Sicario y operador financiero de Marquitos Figueroa. Es medio hermano por parte materna de Jorge Oñate (Jorge González Oñate). Gnecco Vega fue uno de los capturados en relación al asesinato de Efraín Ovalle.

Parientes políticos

  • Jorge Oñate (Jorge González Oñate). Casado en segundas nupcias con Nancy Zuleta, quien es hermana de “Lilo” Zuleta, esposa de Lucas Gnecco Cerchar, es decir Lucas y Jorge son concuñados. Oñate es tío político de los Gnecco Zuleta; el senador José Alfredo, Eddie José, José Eduardo “Lalo” y Xilena María Gnecco Zuleta. Los medio hermanos de Jorge por parte de madre son Jesualdo “El Mocho” (f. 2010) y Gustavo Gnecco Oñate. Es tío de Armando Gnecco Vega, alias “Mandarino”.
  • Vicky Dávila: está casada con José Amiro Gnecco desde 2008, y tuvieron un hijo; cuarta generación del clan Gnecco.
  • Rafael Bolaños Guerrero: exgobernador del departamento del Cesar. Fue apoyado por el clan durante la campaña a la gobernación y estuvo casado con Gina Gnecco Cerchar con quien tuvo dos hijas Cindy y Julianne Inés Bolaños Gnecco. Bolaños fue destituido por la Procuraduría por utilizar el cargo de Primera Dama departamental, ejercido por Cielo Gnecco Cerchar para promover la campaña electoral del hijo de Cielo, Luis Alberto Monsalvo Gnecco a la cámara de representantes y la lista de Álvaro Araújo Castro. Luego, cuando Monsalvo Gnecco aspiró y resultó electo Gobernador del Cesar, su madre Cielo fue nombrada nuevamente como Primera dama departamental y Bolaños fue nombrado Secretario de Salud departamental. Luego de su divorcio se intentó distanciar del clan para aspirar independientemente a cargos públicos, sin éxito.
  • Gonzalo Gómez Soto: Es el concuñado de Kiko Gómez Cerchar, no son primos, pero si muy cercanos. Gómez Soto ha sido apoyado por el clan Gnecco para sus aspiraciones a representante a la Cámara por el Cesar y a la alcaldía de Valledupar.”
  • concuñado de Kiko Gómez Cerchar, no son primos, pero si muy cercanos. Gómez Soto ha sido apoyado por el clan Gnecco para sus aspiraciones a representante a la Cámara por el Cesar y a la alcaldía de Valledupar.”

Pocos barbados, sin tatuajes, toman tal vez cuatro baños por da, se aplican perfumes de las mejores marcas, sus camionetas son blindadas y sus escoltas les protegen de los “ladrones de barrio mal bañados”, de los “sicarios” de la banda del pajarito, gastan millones en armas para sostener su poderío mafioso y paramilitar, aunque hoy a lo que verdaderamente le teme Vicky Dávila es al celular de un millón de pesos de Levy Rincón, al canal de YouTube de Beto Coral o a los tatuajes de Daniel Mendoza Leal.

La columna de Vicky Davila ” La banda del pajarito” me llevó a escudriñar en los buscadores de internet y a entender que aunque pensaba que su suegro Lucas Gnecco era el más malo de su familia, estaba equivocado, comprendí que realmente son una estructura mafiosa, que se han hecho millonarios con los torcidos que han logrado enderezar con cabezas de ganado, entendí que ella, la periodista, realmente no busca popularidad como muchos lo creen, busca es mantener en silencio, en completa impunidad todos los asesinatos y delitos que la familia de su esposo, ahora su familia han cometido desde el primer día que pisaron nuestra amada patria.

La sangre de su descendencia lleva consigo el legado criminal transmitido por sus abuelos tíos y primos, al igual que el silencio cámplice de su progenitora. Por esta razón el Clan Gnecco está destinado a continuar transmitiendo la herencia de sangre de generación en generación, nadie, incluida ella, la periodista, han querido romper con tal maldición de ambición por el poder y el dinero.

AMEN.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *