Lun. May 17th, 2021

La calumnia como método

Se podría pensar que los principales mecanismos de intimidación contra la ciudadanía colombiana por parte del uribismo son los insultos, las amenazas y los asesinatos, pero por lo menos en lo que tiene que ver con redes, no es así.

De 7 mil trinos reunidos para su análisis sobre información falsa generada por este movimiento, entre el 2017 y la fecha, el componente más insistente son las calumnias.

Entendida como parte del lenguaje del odio dado que su interés es destruir el valor de la persona ante la sociedad, la calumnia tiende a estar acompañada de menciones injuriosas y difamatorias.

Las diferencias entre injuria, calumnia y difamación son relativamente sencillas de establecer.

Mientras la calumnia es toda aquella Imputación falsa contra una persona sobre la comisión de un delito o una actividad criminal, la injuria es todo aquel Señalamiento injusto contra una persona o institución y que atenta contra su dignidad, honor, credibilidad, o estructura de valores en general.

Dicho de otra forma, la injuria es un señalamiento contra una persona o institución “que no es justa” con su estructura de valores y por tal motivo los demerita o pretende restarle méritos ante la percepción de sus congéneres en la sociedad.

Por su parte se incurre en difamación cuando se hace un señalamiento público a partir de información falsa que perjudica la fama o la reputación de una persona o institución.Hechas estas aclaraciones procederé a describirles las prácticas asociadas con estas conductas y que fueron identificadas a lo largo de 3 años de observar las publicaciones en redes del uribismo y sus seguidores. 

Tabla: Sectores a quienes el uribismo Injuria, Calumnia o Difama.

Fuente: Creación propia sobre 7 mil trinos entre 2017 y 2020

A quienes calumnia, difama o injuria el uribismo?

En su orden, a los grupos contra quienes el uribismo esgrime su esquema de calumnia, injuria y difamación son:

1. Opositores.

Uno de los sectores más atacados y con mayor frecuencia, por supuesto, son los opositores políticos del uribismo.

En este sentido no hay contemplaciones éticas ni morales, los ataques pueden llegar a los más ruines instintos, sin ningún miramiento sobre los valores de la sociedad o lo que sea.Plagios, montajes, suplantaciones serán poco frente a los recursos de desprestigio contra quien se oponga de alguna forma a este movimiento. 

Ejemplos de calumnia e injuria contra opositores:

 2.  Jueces, magistrados, testigos e Instituciones Judiciales

El segundo sector con más ataques observados en este periodo de tiempo fue la justicia. Contra este sector hay una saña particular, atacan  jueces, cortes, magistrados. Quien los requiera para rendir cuentas por sus acciones será blanco de su estructura para generar información falsa y calumniosa compuesta por perfiles en redes sociales, sitios informáticos, líderes de opinión, influenciadores, periodistas y medios de comunicación. Cualquier dignidad será olvidada o en los mejores casos pisoteada hasta el escarnio.

Ejemplos de Calumnia contra la justicia:

3. Calumnias contra periodistas.

El tercer grupo que permanente recibe ataques injuriosos o calumniosos por parte del uribismo son los periodistas.

Han sido muy sonados los casos contra Daniel Coronell, contra Yohir Akerman o contra Julián Martínez, apenas por mencionar algunos.

Y sucede igual que con el caso judicial, cuando se interpone una acción judicial se ven obligados a retractarse porque lo que dicen no tiene ningún sustento en la realidad.

4. Calumnias contra la academia

El siguiente sector atacado es el académico. El ataque contra la reputación de profesores, estudiantes y centros de formación ha sido voraz.

Desde señalamientos de Uribe según los cuales en la medida en que un docente esté más preparado es más cercano al terrorismo, hasta el encarcelamiento de docentes por acusaciones falsas.

Incluyendo casos tan graves como el del profesor Miguel Ángel Beltrán quien fue señalado por Uribe de ser mimbro destacado de las Farc, por escribir un libro sobre el tema.

El profesor duró 3 años preso por este señalamiento, al final de los cuales no apareció ningún tipo de pruebas sobre su vinculación con dicho grupo guerrillero ni con ningún otro.

5. Calumnia contra los artistas.

Artistas que han criticado conductas del uribismo o que han levantado su voz contra lo que sucede en Colombia como masacres, asesinatos selectivos o impunidad frente a hechos de corrupción o narcotráfico, también han sido blanco de este tipo de ataques.

Parte de las calumnias, injurias y difamaciones han incluido señalarlos de ser parte de grupos armados, ser drogadictos o incluso practicar la prostitución.

6. Calumnias contra la poblaciones.

Han sido múltiples las acusaciones con información falsa contra poblaciones, desde señalar a campesinos que protestan de ser guerrilleros, hasta casos con consecuencias mucho más graves, como el de San José de Apartadó, donde Uribe siendo presidente los acusó de ser auxiliadores de la guerrilla. Al día siguiente un escuadrón paramilitar se tomó el pueblo y masacró a una parte de los habitantes.

Casos de menor crueldad fue el de Cácota, Santander, donde Uribe los señaló de estar sometidos a la guerrilla del ELN, recibiendo una sólida respuesta del alcalde y el rechazo de la población.

Una metodología recurrente a la hora de calumniar es utilizar medios de comunicación desde donde lanzan las acusaciones sin que exista la menor verificación de los periodistas sobre si los señalamientos realizados son ciertos o no.

Pocos días después los desmienten, pero igual, el daño reputacional ya está hecho. Esto sucede con todos los sectores calumniados, como se ha hecho visible recientemente en ataques contra la justicia y por la misma emisora del ejemplo:

7. Calumnias contra organismos internacionales.

De los ataques calumniosos del uribismo no se salvan ni los organismos internacionales, la ONU, La Iglesia, o sus representantes, serán objetivo se sus acusaciones por terrorismo, comunismo, sobornos, y un amplio espacio de calificativos, así como asociaciones con delitos u organizaciones criminales.

8. Calumnia contra la ciudadanía en general.

Uno de los señalamientos difamatorios e injuriosos más comunes lo practica el uribismo contra la ciudadanía, y consiste en señalar de colaboradores, miembros o simpatizantes de las Farc, a las personas que critican las acciones de su movimiento o sus escándalos por corrupción, por vínculos con bandas criminales o su cercanía con el narcotráfico.

¡A Juicio!  ¿Cómo cambian ante un tribunal?

Si bien al comienzo se declaran perseguidos políticos o de no tener garantías ante los jueces, frente a los ataques calumniosos, difamatorios e injuriosos del uribismo contra la sociedad colombiana, queda demostrado que la mejor opción es llevarlos ante la justicia.

Rodear y fortalecer las instituciones de la sociedad ante los ataques de estos sectores antidemocráticos será un elemento fundamental para la sociedad colombiana.

Por ello se sugiere a los atacados reunir suficiente acervo probatorio sobre los articuladores de la información falsa, como para solicitar una acción penal contra los participantes, quienes generalmente, so pena de asumir los daños que han generado, prefieren retractarse.

Generalmente sus estrategias y conductas delictivas, así como sus campañas de desprestigio, se desinflan rápidamente ante un juez. Retractaciones.

Por último, solo cabe señalar que, si bien al tomar por sorpresa a los colombianos este tipo de organizaciones han crecido rápidamente, lo cierto es que les cuesta enfrentar los valores de la sociedad colombiana, que se juega su futuro para someterlos al imperio de la ley.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *