Fiscalía imputó prisión domiciliaria a Diego Cadenas y socio por sobornar testigos a favor de Álvaro Uribe

Ante privativa de libertad a Diego Cadenas se comprueba la inocencia de Iván Cepeda, y se da credibilidad a las acusaciones de los exparamilitares de que Álvaro Uribe era su jefe y cómplice en las prácticas delictivas.

COLOMBIA| La Fiscalía le imputó el delito de soborno en actuación penal y fraude procesal al abogado Diego Cadenas, quien dio dinero a dos exparamilitares capturados para declarar a favor de su representado.

Los paramilitares que buscó comprar Diego Cadenas para que cambiaran la versión a favor del senador Álvaro Uribe Vélez, y, a su vez, perjudicaran al senador Iván Cepeda fue, Carlos Enrique Vélez, alias Víctor, y Juan Guillermo Monsalve, también testigo contra Uribe.

El fiscal Daniel Hernández señaló que, en 2018, Diego Cadenas dio dinero a dos exparamilitares capturados para que declararan ante la Corte Suprema en favor Uribe; en este hecho, habría participado el abogado y socio de Cadena, Juan José Salazar.

Según el fiscal, el 18 de julio de 2017 Diego Cadena visitó en la cárcel de Palmira al ex paramilitar Carlos Enrique Vélez, alias Víctor para ofrecerle $200 millones a cambio de que cambiara su testimonio ante la Corte Suprema sobre la investigación que adelantaba el alto tribunal contra Uribe por los nexos con grupos paramilitares, y, además, declarara en contra del senador Iván Cepeda mintiendo de que él le había ofrecido prebendas para enlodar al senador Uribe.  

El ente investigador, también indilgo a Cadena por la visita que le hizo en la cárcel La Modelo en Bogotá al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve también testigo contra Uribe en la Corte Suprema para que cambiara su versión y señalara a Cepeda de ofrecerle prebendas.

A Monsalve, le ofreció (a Monsalve) asesorías jurídicas y tratar de tramitar su ingreso a la JEP con el fin de que él declarara falsamente ante la Corte Suprema, y manifestara que también había sido abordado por Iván Cepeda y que este le había ofrecido beneficios judiciales, protección y posible cambio carcelario si declaraba contra Álvaro Uribe Vélez”. Además, el fiscal del caso, dice que el conductor de Cadena también escuchó estos ofrecimientos mientras el abogado hablaba por celular.

Ante estos hechos, el fiscal enfatizó, “Durante los últimos tres años se intentó engañar al alto tribunal, generar error en un proceso contra un senador de la república (Álvaro Hernán Prada) y un expresidente (Uribe) son hechos supremamente graves. Se quiso inducir a error a una de las Cortes más importantes del país. Siempre existió en Cadena y su socio la intención de manipular a dos testigos para engañar a la Corte”, Asimismo, el fiscal, solicitó que los dos fueran enviados a prisión domiciliaria de manera preventiva con el fin de que no obstruyan el proceso pero que también se les garantice su salud en medio de la pandemia.

El ente investigador expresó que de los $200 millones el exparamiitar Vélez recibió solo 48 millones, los cuales, fueron entregado mediante giros a familiares, entre ellos, un primo, un sobrino, su hermana y su esposa bajo la coordinación del abogado Salazar, socio de Cadenas en su firma de abogados.

 La Fiscalía contó que dentro de la investigación entrevistaron a la hermana mayor de alias Víctor. Se trata de María Elena Vélez, quien contó que ella fue la que recibió los dineros enviados por Cadena y Salazar; que ella jamás los buscó a ellos y que eran ellos los que siempre llamaban para hacer las consignaciones. “El señor Cadena me llamó y me dijo: ‘Vea, doña Mari, yo estoy visitando a su hijo en la cárcel de Palmira. Como yo no permanezco aquí, sino que viajo mucho, voy a dejar encargado a Juan José”.

El fiscal Hernández también dijo que el sobrino de Víctor también aceptó haber recibido $18 millones en dos entregas, una de ellas, al frente de la cárcel de Palmira. Vélez también aportó unos chats con Cadena y Salazar en donde se hablan de los pagos. El funcionario judicial señaló que una suma de $48 millones no puede ser considerado como pago de viáticos o ayudas humanitarias.

“No existen soportes en la oficina de Cadena que demuestren que esos pagos a Vélez eran ayudas humanitarias o viáticos como parte de una estrategia de este abogado para adquirir pruebas de manera legal (…) en el mundo de los abogados ellos tienen que tratar con personas de dudosa reputación y no pueden darse este tipo de licencias (…) la Fiscalía también hace aportes económicos a testigos, pero como gastos reservados y deja constancia de ello”, señaló Hernández durante la audiencia.

Contexto.

En el año 2014, cuando el congresista Iván Cepeda realizó un debate sobre el paramilitarismo en Colombia, donde asoció al expresidente Uribe Vélez con grupos de autodefensas en los años 90 en el departamento de Antioquia.

Uribe denunció a Cepeda por injuria y calumnia, y aseguro de que Cepeda se la pasaba en distintas cárceles del país ofreciéndoles supuestas prebendas a los reclusos para que lo relacionaran con grupos de autodefensas (paramilitares).

Tras las investigaciones de las autoridades, la Corte Suprema sentenció que era mentira los señalamientos de Uribe contra el senador Cepeda; pero abrió investigación contra Uribe por manipulación de testigos.  

Y, el día de hoy se conoció que era el abogado de Uribe Diego Cadenas quien estaba manipulando y comprando testigos (paramilitares) para favorecer a su representado.

Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

1 thought on “Fiscalía imputó prisión domiciliaria a Diego Cadenas y socio por sobornar testigos a favor de Álvaro Uribe

Responder a Magnolia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *