Hijo de Escobar miente sobre Uribe

Por: Camilo Arteaga

Luego del lanzamiento de la exitosa serie “Matarife, un genocida innombrable”, donde se relaciona al expresidente Álvaro Uribe Vélez con el capo Pablo Escobar Gaviria, el uribismo procedió a publicar un video de Juan Pablo Escobar Henao o Juan Sebastian Marroquín Santos, como se llama en la actualidad.  Este, hizo unas declaraciones públicas sobre el actual líder del partido de gobierno, el Centro Democrático.  En 2014 aseguró en una entrevista con la periodista María Jimena Duzan que su padre era “enemigo a muerte” del expresidente, y que pagaba altísimas sumas de dinero por su cabeza (quinientos millones de pesos de esa época (1984), un monto supremamente elevado, aún para el capo), casi el triple de lo pagado por Luis Carlos Galán Sarmiento (doscientos millones de pesos).  Dice que se enteró que su padre le hizo tres atentados a Álvaro Uribe (de lo cual no hay ningún indicio ni registro noticioso, periodístico o judicial).  Archivo YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=IfAtRpAYEME 

Sobre estos planteamientos existen serias dudas, pues las evidencias e indicios que lo contradicen son mayores en cantidad y en consistencia argumentativa.  Por ejemplo, están los avisos lamentando la muerte de Alberto Uribe Sierra de parte de Medellín sin Tugurios, o los de las corridas de toros donde participaba como rejoneador para las obras de esa misma fundación.  De igual forma, los testimonios de Virginia Vallejo, los de “Popeye”, los de “don Berna” ante la justicia en 1992, los cables de la embajada norteamericana, la carta de puño y letra de Escobar en agradecimiento y con respetuosos saludos a Uribe, los informes de inteligencia estadounidenses (Lista de la DIA, cables diplomáticos), las declaraciones de Frechette, las del alto funcionario estadounidense ofrecidas a Dick Samuelsson, las crónicas plasmadas en distintos diarios sobre el episodio del helicóptero para rescatar el cadáver de Uribe Sierra; las investigaciones de Daniel Coronell, Gonzalo Guillen, Fernando Garavito Pardo, Joseph Contreras, Julian Martínez, Yohir Akerman, y de otros respetados periodistas sobre las licencias para aeronaves y pilotos de la mafia cuando fue director de la Aerocivil; las denuncias del inmolado Rodrigo Lara Bonilla sobre el manejo de Uribe en la Aerocivil, entre otros, ponen en evidencia una muy probable amistad o cercanía entre el capo y el expresidente, o, al menos, no una enemistad “a muerte”, como asevera Juan Pablo Escobar Henao.  Cuando la periodista María Jimena Duzan —evidentemente incrédula— le riposta que si la cabeza de Uribe valía mucho más que la de Galán, Juan Pablo Escobar responde que él no sabe porqué, pero que su padre era así, que a veces ofrecía más, otras menos, independientemente si el objetivo era de mayor o menor relevancia para él.  Una explicación inverosímil, pues es sabido que el pago de objetivos militares en una organización criminal depende de la importancia de la «pinta» (objetivo), pues esta es la variable que determinan la dificultad y riesgo del «trabajo» (asesinato).  Prueba irrefutable de ello fue la categorización monetaria que Escobar hizo cuando ofreció dinero a cambio del asesinato de policías y otro funcionarios estatales: El monto a pagar dependía del rango del uniformado, del funcionario judicial o del líder político.  Archivo diario El Tiempo: https://www.eltiempo.com/colombia/medellin/plan-pistola-en-medellin-a-manos-de-pablo-escobar-el-patron-299528

¿Cómo creer entonces que un funcionario de la Aerocivil (entidad desde donde se evidencia que Uribe favoreció a muchos narcos, entre ellos a Escobar) valía más para el capo de capos que el seguro presidente de Colombia, quien tenía como propósito fundamental extraditarlo?  Era tanto el temor del capo frente a la extradición que, una vez asesinado Galán, a su sucesor, César Gaviria Trujillo, le puso una bomba en el avión de Avianca, el cual, a última hora, decidió no abordar.  Es decir, por matar a un solo enemigo a muerte, no le importaba matar a más de cien personas.  El propio “Popeye” confirma en una de sus tantas exposiciones a los medios, que Pablo Escobar tasaba el pago de esos “trabajos” o “encargos” conforme a la importancia de la víctima.  Archivo YouTube (Min 0:23): https://www.youtube.com/watch?v=OsKfVXL9lhk.

El cartel de Medellín fue una organización brutal e implacable, con más de tres mil sicarios en sus filas y con un número de víctimas de alrededor de cincuenta mil personas.  Su característica no era precisamente la ineficiencia.  Contadas fueron las excepciones en las que un enemigo a muerte del jefe de ese poderoso aparato criminal se salvaron de un atentado, y si se salvaron de uno, no lo hicieron de dos y mucho menos de tres.  Uno de esos excepcionales y milagrosos casos fue el del exministro Enrique Parejo Gonzales, quien era enemigo de Escobar y fungía como embajador de Colombia en Budapest-Hungría, en la antigua, super vigilada y segura Cortina de Hierro.  El poder de Escobar era de tal magnitud que atravesó la cortina y la seguridad del embajador Parejo Gonzales, y recibió seis impactos de bala que lo dejaron aparentemente muerto.  El sicario huyó del lugar creyendo haber “coronado la vuelta”.  Pero Parejo, de forma increíble, pudo seguir con vida porque fue trasladado a un hospital cercano de la capital húngara.  Archivo diario El Espectador: https://www.elespectador.com/noticias/judicial/declaran-de-lesa-humanidad-atentado-de-pablo-escobar-al-exministro-enrique-parejo-articulo-848692

Barry Seal, el famoso piloto de la mafia que delató a Escobar, tomándole la famosa foto cargando una avioneta con cocaína, informante de la CIA y la DEA, protegido por estas agencias y por el propio estado norteamericano, fue asesinado con múltiples impactos de metralleta Ingram Mac-10, en Baton Rouge, Louisiana, por hombres de Escobar, en propio suelo estadounidense y pese a toda la seguridad de que gozaba.  Archivo portal Vice: https://www.vice.com/es_co/article/qbqz33/la-historia-detras-del-infame-asesinato-del-cartel-de-medellin

¿Cómo creer que a Uribe —un político de bajo rango para la época, sin un cuerpo de escoltas fuerte, que vivía en Colombia, con residencia y familia en Antioquia, que no representaba peligro alguno para Escobar y que hasta se oponía a la extradición— se le hubiese perpetrado tres atentados (de los cuales no existe ningún indicio ni evidencia de ninguna índole) y pese a ello haya seguido con vida?  

El caso de Fernando Uribe Senior, el exdirector de la Aerocivil y exalcalde de Medellín habla por sí solo: El cartel de Medellín lo asesinó por negarse a otorgarles licencias para sus pilotos, pistas y aeronaves.  Álvaro Uribe Vélez, ocupando los mismos cargos, terminó su alcaldía y su dirección en la Aerocivil sin un solo rasguño.  Archivo diario El Tiempo: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1679696

El exmagistrado Iván Velásquez, en una contundente frase para el diario El Tiempo, contó que cuando empezó a investigar a Escobar, siendo procurador General de Antioquia, le dijeron que si él estaba vivo no era por sus escoltas: “Si tiene cinco, le mandamos diez, si tiene diez, le mandamos veinte; si está vivo es porque no hemos querido disparar”.  Archivo diario El Tiempo: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16571500

Juan Pablo Escobar se limita a decir que “le contaron”, pero no cita fuentes ni evidencias sobre los “tres atentados”.  Da a entender que su padre tasaba montos dinerarios por los asesinatos según su capricho (“No sé porqué, pero él era así”).  Esto también es insostenible, pues si Pablo Escobar Gaviria llegó donde llegó no era precisamente por ser caprichoso sino por poseer una de las mentes criminales más completas que haya conocido la historia; una mente fría, inteligente y calculadora, como buen sociópata.  Por tanto, esa versión de pagarle caprichosamente a sus sicarios, como en este caso (casi el triple por un hombre de poca importancia que por su enemigo número uno), no resiste el más elemental análisis bajo la mirada rigurosa de la lógica ni de las del actuar del mundo mafioso, y mucho menos del factual, pues sobre ello no existe ningún elemento indiciario, ni probatorio, ni histórico, ni periodístico ni siquiera de boca de Álvaro Uribe, siendo éste un hombre de tan prodigiosa memoria, que enumera y detalla cada atentado que, según él, le han hecho a lo largo de su vida (26, citan sus seguidores, y en ninguno se nombra “los de Escobar”:  Archivo organización Change.org: https://www.change.org/p/history-channel-el-gran-colombiano-ratificando-la-libre-elecci%C3%B3n-de-alvaro-uribe-por-parte-de-los-votantes-3 )

La versión de Juan Pablo Escobar Henao es sencillamente absurda.  Parece estar limpiándole la cara a la persona  —que por las evidencias, contrario a haber sido “su enemigo a muerte”— se puede asegurar que fue uno de sus más grandes amigos y aliados.  ¿A qué obedece esa pretensión de Juan Pablo Escobar?  

Adenda: 

  1. En este hilo de Twitter puede encontrar ampliación sobre este tema y las pruebas que refutan totalmente las evidentes falsedades de Juan Pablo Escobar Henao con respecto a Álvaro Uribe Vélez: https://twitter.com/EpicuroDeSamos_/status/1262407004318044162
  2. Ayer se conoció la noticia de que Juan Pablo Escobar, su madre, y un reconocido exjugador de fútbol, fueron llamados a juicio por un tribunal de Argentina por el delito de lavado de activos.  Archivo diario La Nación (Argentina): https://www.lanacion.com.ar/seguridad/lavado-mandan-juicio-viuda-pablo-escobar-gaviria-nid2373477
Comparte en tus redes sociales
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest

1 thought on “Hijo de Escobar miente sobre Uribe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *