• junio 18, 2024 2:00 pm

Plan Fénix del presidente Daniel Noboa.

PorÓscar Okapoka

Ene 22, 2024

Esa es la cruel realidad de una crónica de una reelección.

El planteamiento básico de la doctrina del shock es que los grandes capitales aprovechan los momentos de tragedia o desastre para proponer o imponer políticas que los benefician. La incapacidad de reacción de la gente en esos momentos favorece esta estrategia. Es lo que realmente está pasando en nuestro país con el discurso de estado de guerra, cuando en realidad vimos la toma de un medio de comunicación al estilo Hollywood pero con actores malos que sobreactuaron el guion, con un final feliz donde no hubo ni un cruce de balas, y con directores de escena que preparan el sainete poniendo micrófonos a los actores, indicándoles incluso donde ubicarles para empezar el show; esto como primera escena y la existencia de una segunda escena vemos como después de algunos días entra el presidente con un traje al estilo Terminator, llega a solidarizarse con los rehenes que sufrieron efectos postraumáticos. Entonces, ya se podía justificar la declaratoria de estado de guerra.

Entonces, en los medios de comunicación empezaban a generar la doctrina del miedo, que es el constante miedo que se infunde para conseguir paralizar nuestro país.

Por tanto, han justificado el control institucional, social, y han logrado la sumisión de una ciudadanía que encuentra en este Gobierno el Mesías que impondrá un orden frente al terror de un futuro incierto; esto servirá para aceptar una serie de medidas posteriores como la *subida de impuestos*, que afectará principalmente a la clase popular (IVA, al 15%), propuesto en la Asamblea Nacional y en el caso de una negativa le verán obligado a eliminar los subsidios a los combustibles, y ahí oiremos a una sociedad dominada y sumisa; diciendo: «estamos de acuerdo, porque preferimos aceptar empobrecernos para acabar con las mafias».

Sobre el autor

Deja un comentario