Jue. Jul 29th, 2021

Asesinan a firmante de paz Manuel Alonso en el municipio Miranda, Cauca

«Si se mantiene la tendencia, en diciembre de 2024 habrán asesinados 1.600 excombatientes de las FARC». Giovanni Álvarez, JEP.

Imagen
Firmante de paz de las Farc, Manuel Alonso.

COLOMBIA| El partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) denunció este domingo el asesinato del firmante de paz Manuel Alonso, de 55 años, en el municipio Miranda del departamento del Cauca.

Manuel Alonso conocido como Romel o Carmelo, fue encontrado sin vida en el municipio Miranda Cauca; con el asesinato de Alonso son 248 excombatientes asesinados después de la firma del Acuerdo de Paz en el año 2016.

«Con él se completa la lamentable cifra de 248 sueños de paz apagados. Los enemigos de la paz no descansan. Nuestras condolencias», agregó la FARC.

Aunque el gobierno del presidente Iván Duque, aseguró el pasado 25 de noviembre que ha actuado “con diligencia” para proteger la vida de los exguerrilleros farianos en la pasada audiencia en la Jurisdicción Especial para la Paz, (JEP), la realidad es otra.

En esa diligencia judicial la FARC insistió en que hay un «genocidio» contra sus militantes y acusó al Gobierno del presidente Iván Duque de tener un doble discurso para la paz y no detener «el desangre» que los afecta.

Por su parte, la vice fiscal general, Martha Yaneth Mancera, puntualizó que la Fiscalía a corte de 11 de noviembre tenía en sus registros 280 personas reincorporadas con afectación, bien sea por homicidios, tentativa de homicidios o desaparición forzada.

El director de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) de la JEP, Giovanni Álvarez, advirtió de que «si se mantiene la tendencia, en diciembre de 2024 habrán asesinados 1.600 excombatientes de las FARC».

La JEP ordenó a varias instituciones estatales, entre ellas la Fiscalía y la Consejería Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, tomar medidas de protección para los firmantes de las FARC.

En octubre, excombatientes de todas las regiones del país suramericano comenzaron una peregrinación hasta llegar a la capital colombiana,  Bogotá «Por la paz y por la vida», en rechazo a los asesinatos de sus compañeros.

Deja un comentario