Jue. Jul 29th, 2021

Reino de Inglaterra financia a medios de comunicación opositores al Gobierno de Nicolás Maduro

Por Ensartaos.com.ve

Según documento oficial que dio a conocer el diario El Universal, en su edición del 6 de enero último, el gobierno del Reino Unido influye en agenda del periodismo venezolano, financiando a Efecto Cocuyo, Radio Fe y Alegría y al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

DOCUMENTO OFICIAL DEL REINO UNIDO DONDE EFECTO COCUYO RECIBE UN MILLÓN DE DÓLARES

Bajo este título, el diario El Universal divulga dicha información, la que en nada nos puede sorprender, pues es ya sabido por los factores de la Revolución Bolivariana, que no solamente esos medios, sino otros más y diversas organizaciones que dicen defender los intereses de trabajadores, los derechos humanos, etcétera, etcétera, han estado siendo amamantados con jugosas asignaciones que vienen del exterior y que se entregan con el propósito de desestabilizar el país, hacia el objetivo de derrocar el Gobierno Bolivariano y exterminar todo aquello que huela a chavismo.

Esto informa el diario El Universal:

El proyecto, lanzado el verano pasado y destinado a “influir” en la agenda de los medios en el país, sigue una larga historia de que el Gobierno británico utiliza el periodismo como herramienta de influencia, publicó Contexto Diario.

En un programa separado, la Fundación Westminster para la Democracia (WFD), una organización mayoritariamente financiada por el Gobierno del Reino Unido, ha gastado más de 750.000 libras esterlinas (1.020.750 dólares) para “fortalecer la democracia” en Venezuela desde 2016, según documentos obtenidos por Declassified .

Los programas de la WFD en el país están envueltos en secreto debido a las aparentes preocupaciones sobre la seguridad de su personal, aunque su representante en el país anuncia su afiliación a la organización en línea.

Se afirma que el objetivo del nuevo proyecto de periodismo del fondo es la creación de una “nueva plataforma que fortalezca la organización de los medio en toda la región y proporcione a los periodistas una plataforma en la que puedan colaborar y construir historias regionales”.

La literatura del programa señala que los solicitantes seleccionados deben demostrar “una capacidad para vincularse y, en última instancia, influir en las agendas de los medios de comunicación locales y nacionales”.

Pero se les advierte que “el gobierno británico – y su dotación de recursos del proyecto – no debe ser referido expresamente o vinculado a los resultados individuales del proyecto (es decir, artículos individuales, eventos, etc.)”.

Dirigida por la embajada británica en Bogotá, Colombia, la convocatoria de solicitudes señaló que las ofertas exitosas comenzarían en agosto de 2020. Desde entonces no ha habido una actualización pública, aunque el Ministerio de Relaciones Exteriores le dijo a Declassified que había habido retrasos debido a la pandemia de coronavirus.

En el anuncio público, se recomienda a los solicitantes que hagan un presupuesto de hasta 250.000 libras esterlinas (340.275 dólares) para sus proyectos, pero el Ministerio de Relaciones Exteriores le dijo a Declassified: “Actualmente no es posible confirmar qué presupuesto estará disponible para este proyecto”.

Las repetidas preguntas de Desclasificados sobre el proyecto a sus dos coordinadores en Bogotá quedaron sin respuesta. Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores le dijo a Declassified: “Es inexacto combinar este llamado a licitación con la posición del Reino Unido sobre Venezuela, que no ha cambiado. Queremos ver una transición democrática con elecciones libres y justas en Venezuela”.

Deja un comentario