Sáb. Oct 23rd, 2021

“Es falso que José Gabriel Álvarez Ortiz y las demás personas que dicen serán extraditados sean integrantes del ELN”: Comando Central del ELN

Los elenos, instan a la DEA a explicarle al mundo la vieja práctica de “embarques controlados” donde inculpan y judicializan a personas que ellos mismos involucran en dichas actividades; y que, además, terminan quedándose con la mercancía, que luego negocian con otros compradores.

Colombia | Mediante un comunicado el Comando Central del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informa que, es falso que José Gabriel Álvarez Ortiz y demás personas presuntamente en lista para ser extraditadas sean integrantes de la organización guerrillera.

“Es totalmente falso que el personaje llamado José Gabriel Álvarez Ortiz sea integrante del ELN, al igual que los otros tres que dicen serán extraditados” señala el comunicado.

El Comando Central eleno es enfático al señalar que, la información publicada por los Estados Unidos y el Gobierno colombiano es una matriz mediática falsa y sin fundamento porque no han podido responder por décadas a las propuestas formuladas por ellos para superar el narcotráfico.

Aseguran que el ELN, no tiene cultivos ni laboratorios, ni pistas, ni rutas, como tampoco negocios de precursores químicos, mucho menos contribuimos, ni cuidamos pistas o infraestructura alguna que tenga que ver con el narcotráfico; el ELN ha hecho un deslinde categórico con el narcotráfico y ningún integrante tiene que ver con estas actividades.

Al tiempo, manifiestan estar prestos a recibir una Comisión Internacional para que revisen si es cierto de lo que se les acusa.  

Por lo anterior, los insurgentes afirman que es falso, lo que anota la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de la Organización de Naciones (JIFE), al señalar que el ELN tenga relaciones con carteles de la droga.

Por otra parte, aclaran que lo que acontece en el territorio de Venezuela es asunto de las autoridades de ese país.  

Los rebeldes, instan a la DEA a explicarle al mundo la vieja práctica de “embarques controlados” donde inculpan y judicializan a personas que ellos mismos involucran en dichas actividades; y que, además, terminan quedándose con la mercancía, que luego negocian con otros compradores.

Finalmente, le recuerdan al Estado colombiano y a las autoridades estadounidenses que es vano el objetivo de tratar de desprestigiarlos aplazando las verdaderas soluciones previstas en la propuesta presentada por ellos a finales del año 2020.

Deja un comentario