Sáb. Oct 23rd, 2021

Plantón en memoria de Santiago Murillo, en Ibagué. Foto RCN

Juez envió a prisión al mayor Jorge Mario Molano por el asesinato del joven Santiago Murillo

El proyectil encontrado en el cadáver de Santiago coincide con el arma de Molano, “es uno de los elementos fundamentales para estructurar la inferencia razonable de autoría o participación contra el señor Molano Bedoya”. Juez Quinta.

COLOMBIA | La juez de garantías de control de la ciudad de Ibagué en audiencia pública impuso medidas de aseguramiento al mayor Jorge Mario Molano por el asesinato del joven Santiago Murillo, ocurrido el paso 1 de mayo durante las protestas en marco del estallido social en Colombia.

La medida de aseguramiento la impuso la Juez Quinta en el establecimiento carcelario contra el mayor de la Policía, Jorge Mario Molano, acusado de atentar contra la humanidad de Santiago Murillo en la capital tolimense.

La delegada de la Rama Judicial dijo que hubo una posible manipulación de testigos para favorecer al miembro de la fuerza pública y también la intención de culpar a Óscar Leonardo Devia, patrullero de la institución por el hecho.

La prueba de mayor valor en este proceso, fue la bala encontrada en el cadáver de Santiago Murillo que coincide con el arma de dotación que se le entregó al mayor en 2017.

“es uno de los elementos fundamentales para estructurar la inferencia razonable de autoría o participación contra el señor Molano Bedoya”.

La juez dijo que el mayor ha tratado de atribuir la responsabilidad del homicidio al patrullero Óscar Devia. Sin embargo, esta se mantuvo firme con la prueba de que el arma que disparó contra Murillo fue la de Molano y no la del patrullero.

Según el testimonio del uniformado, en la noche del sábado primero de mayo, el mayor lo hizo bajar de la moto en la que iba con otro policía y le pidió el casco; una vez se lo dio, el superior se retiró del lugar.

El mayor Jorge Mario Molano fue enviado a la cárcel La Picaleña, quien había sido detenido en la URI de Usaquén el 8 de junio se había declarado inocente del delito de homicidio agravado.

La investigación sobre el asesinato del joven manifestante Santiago Murillo determinó que recibió un disparo de arma de fuego a la altura del tórax y aunque fue llevado a la clínica, falleció minutos después por la gravedad de la herida.

A pesar de la decisión tomada por la juez, aún se está a la espera de que la Corte Constitucional ratifique la competencia en el caso.

Deja un comentario