Vie. Dic 3rd, 2021

Pablo Beltrán, jefe de la Delegación de Diálogos el ELN.

ELN dispuesto a negociar con cualquier gobierno que garantice la participación del pueblo colombiano.

La Santa Sede y la Conferencia Episcopal hace buenos oficios para reanudar los diálogos de paz con el ELN y las acciones humanitarias.

COLOMBIA | En la más reciente entrevista al Espectador, el segundo comandante y jefe de la delegación de diálogos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) Pablo Beltrán, recordó que los elenos nunca se ha levantado de la mesa de diálogos, al contrario, espera que el gobierno de Duque o el que llegue, envíe su delegación para avanzar en la construcción de la solución política al conflicto armado y social.

“A toda la gente que ha venido a La Habana le hemos dicho que tenemos la plena consciencia y toda la voluntad para desarrollar el camino de la paz con cualquier Presidente que quede.”

A pesar de que el gobierno del presidente Iván Duque no haya “dado el paso de nombrar una delegación” para reactivar los diálogos, asegura Beltrán que, mantienen una comunicación “por intermedio de la Misión de la ONU en Colombia y la Iglesia. Me refiero a la Santa Sede y la Conferencia Episcopal”.

no se nos van los ojos en pedir curules. Nos interesa más que la gente participe y se le respete esa participación

Al referirse en una eventual negociación o salida política al conflicto armado y social, Beltrán fue enfático al señalar que, ellos no buscan una democracia representativa “no se nos van los ojos en pedir curules. Nos interesa más que la gente participe y se le respete esa participación.”

Para nosotros expropiar a corruptos va a seguir teniendo vigencia.

Frente al fallecimiento del exalcalde del Alto Baudó Tulio Mosquera en el departamento del Chocó, que se encontraba retenido por el ELN, explicó que, “Mosquera desfalcó el dinero del departamento más pobre del país y se le dijo que tenía que devolver eso, una parte a las comunidades y otra parte al ELN. Para nosotros expropiar a corruptos va a seguir teniendo vigencia”.

En el caso de las retenciones o secuestros como lo denomina el Gobierno, los elenos, mantienen la política de que no entra en un cese bilateral, cuando encuentran miembros de las Fuerzas Armadas o civiles haciendo labores de inteligencia, estos serían detenidos como un acto defensivo”

Nosotros llamamos una comisión de CICR y la Iglesia para entregarlo. Ese proceso de humanización ha sido una bandera nuestra.

“Si uno detiene a un espía, por leyes de la guerra -que son muy crueles- eso da fusilamiento. Nosotros llamamos una comisión de Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Iglesia para entregarlo. Ese proceso de humanización ha sido una bandera nuestra. Beltrán

Beltrán reconoce que el atentado en la Escuela General Santander en Bogotá, tuvo su daño colateral y afectó en momento de la protesta social, pero, enfatiza que, el código de guerra de su guerrilla, está hecho sobre la base del Derecho Internacional Humanitario, que fue entregado personalmente por él en la sede del CICR en Ginebra. “Para nosotros tiene una legitimidad”.

Para el jefe de la delegación de paz, en el proceso de dialogo con el expresidente Juan Manuel Santos hicieron dos años de diálogos confidenciales y el 31 de marzo de 2016 firmaron una agenda y en abril unos protocolos de funcionamiento, desplazamiento y seguridad, y recordó, que el Cese al fuego Bilateral fue gracias a la presión que ejercieron a Juan Camilo Restrepo (negociador en jefe por el Gobierno en ese entonces) en medio de la visita del Papa Francisco a Colombia.

Según Beltrán, Restrepo calificó de “encerrona mediática y no le quedaba otra que aceptar el cese porque venía el Papa”. El cese duró 101 días “hay cantidades de protocolos con letra grande y menuda que discutimos con generales del Ejército y la Policía, pero funcionó”.

Finalmente, para la insurgencia elena las mesas de diálogo, son para transar, ceder, buscar términos medios, un ejemplo de ello fue el cese. Todo tiene soluciones.

Deja un comentario