• mayo 18, 2022 2:00 pm

El lunes 14 de febrero el noticiero de televisión Noticias Uno emitió una entrevista con el Comandante Carlos Villarreal del Frente Oriental del ELN, de la que extractamos apartes sobre Arauca y la coyuntura colombiana.

La decisión política es confrontar a los mercenarios narcoparamilitares de Arturo Paz, a sus milicias armadas; nosotros no hemos tomado ninguna decisión de afectar a la población, ni más faltaba, porque nosotros no somos terroristas, nosotros somos una organización político-militar al servicio del pueblo.

En la Conferencia Episcopal hablan de que en esta zona del oriente colombiano y de la frontera con Venezuela en Arauca se está adelantando un Laboratorio de Guerra.

Arauca desde la década del 80 la han convertido en un Laboratorio de Guerra para la oligarquía colombiana y el imperialismo norteamericano, por el interés que hay de los recursos naturales específicamente los mineros energéticos, esta confrontación es una consecuencia del plan contrarrevolucionario de la oligarquía y el imperialismo; a Colombia la han convertido en ‘cabeza de playa’ para los intereses de invasiones e injerencias de los Estados Unidos, contra procesos revolucionarios y populares de América Latina y el mundo.

Hemos tenido información que Arturo Paz está asesorado por altos mandos militares colombianos, y generando Comandos Especiales para afectar el proceso revolucionario Bolivariano que desarrolla la hermana República de Venezuela.

¿Cuál es la posibilidad de un Proceso de Paz con Duque o frente a un nuevo Gobierno?

Para nosotros la paz son cambios estructurales y para la oligarquía colombiana y el imperialismo es una pacificación, nosotros no podemos aceptar una pacificación para la acumulación de capital sin que resuelva los problemas fundamentales y básicos del pueblo.

El ELN ha estado en disposición de Acuerdos según lo definido en el Quinto Congreso Nacional, la Mesa de Conversaciones está, nuestros delegados oficiales están en el sitio acordado, Duque nunca ha querido asumir diálogo con seriedad, la paz está por encima de las decisiones individuales, el Proceso de Paz debe ser un problema de Estado.

Hemos planteado que el diálogo sea de cara al país, que participe el pueblo, que participen todos los sectores sociales y políticos del país para lograr una salida política y buscar de verdad los cambios estructurales que requiere nuestra sociedad.

¿Van a respetar el proceso electoral, cuál va a ser la actitud del ELN?

Hace mucho rato nosotros no hemos incidido ni afectado los procesos eleccionarios en el país, si el pueblo -así sea dentro de una democracia que no compartimos- quiere participar de ese proceso que lo hagan libremente, por parte del ELN no va a haber ninguna actitud que afecte el libre desarrollo de las elecciones.

Seremos respetuosos de los procesos y de las decisiones que soberanamente y sabiamente tome el pueblo, pero sí ‘le hacen conejo’ yo creo que nos sentimos en el deber político y moral de confrontar esa actitud antidemocrática que se pueda presentar.

Tomado de la Revista Insurreción.

Rosalba Alarcón Peña

Rosalba Alarcón Peña, periodista y Defensora de Derechos Humanos, directora del portal web alcarajo.org y la Corporación Puentes de Paz "voces para la vida". Además, analista y columnista del conflicto armado de su país natal (Colombia) en medios internacionales.

Deja un comentario