Sáb. Oct 23rd, 2021

Los estudiantes fueron reunidos frente al edificio Chihuahua y obligados a desvestirse. Masacre del 2 de octubre de 1968. Foto: características.co

53 años de impunidad de la masacre de Tlatelolco cometida por el ejército de México

La matanza de más de 300 personas el 2 de octubre de 1968, fue coordinada por del Ejército mexicano, la policía secreta y los paramilitares del Batallón Olimpia, bajo la dirección del gobierno de Díaz Ordaz.

MÉXICO | El 2 de octubre de 1968 se registró la mayor matanza en Tlatelolco, a manos del ejército que disparaban contra la gran concentración de jóvenes estudiantes congregados en la Plaza de las Tres Culturas, ubicada en la Unidad Habitacional Nonoalco, en Ciudad de México, quienes exigiendo mayores garantías en las políticas sociales.

La matanza contra los jóvenes fue coordinada por el ejército mexicano y miembros del grupo paramilitar denominado “Batallón Olimpia”, este último, era conformado por miembros del Estado Mayor Presidencial de Gustavo Días Ordaz.

Durante este hecho, fueron asesinados líderes estudiantiles, docentes, intelectuales, personal obrero, ciudadanía en general que desde distintos sectores se habían sumado a las masivas protestas estudiantiles y movimientos populares.

El modus operandi del Estado mexicano fue infiltrar las protestas populares utilizando vestimenta igual que los estudiantes, con el símbolo del pañuelo blanco identificando a los líderes y civiles desarmados para disparar sin justificación.

Jóvenes detenidos y posteriormente asesinados por el Ejército de México, junto a los paramilitares.

Los estudiantes reclamaban los derechos Constitucionales al sistema autoritario y criminal impuesto por el Gobierno de Ordaz, y la respuesta de este, fue asesinar a los estudiantes que salieron a las calles.

En este crimen de Estado, se estima el asesinato de más de 300 estudiantes y líderes civiles a manos del Ejército mexicano, la policía secreta y los paramilitares del Batallón Olimpia, bajo la dirección del gobierno de Díaz Ordaz.

La Plaza de las Tres Culturas fue el escenario perfecto para que el Ejército y paramilitares dejaran los cadáveres, solo en una de las cuatro esquinas de la plaza, fueron hallados más de 65 personas asesinadas, mientras los otros cuerpos sin vida eran encontrados en camiones de basura.

Han trascurrido 50 años de la masacre y la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP), no apreso a los responsables por presunta “inconsistencia en las pruebas presentadas”, y fue hasta el 2005 que esta matanza es reconocida como un genocidio y crimen de lesa humanidad.

Deja un comentario