• noviembre 28, 2022 1:03 am

Mundo cambiante: el rostro de la guerra del Occidente contra Rusia

PorRosalba Alarcón Peña

Nov 3, 2022

En el año 2000 Vladimir Vladimirovich Putin se convierte en presidente de Rusia. En esos momentos EE.UU suponía el 25% del PBI mundial, la UE suponía otro 25% y China el 3%. El 75% de las patentes anuales se repartían entre EE.UU, Japón y Alemania.

Hoy China representa más del 18% del PBI mundial, ha presentado el 50% de las patentes en los útlimos tres años y el 95% de los modelos de utilidad (aplicaciones prácticas de las patentes). China representa por ello la principal amenaza para el imperio estadounidense, pero el unico ejército capaz medirse con el estadounidense el ejército ruso, debido a su potencial nuclear legado por el Ejército Rojo

Cerco a Rusia

La OTAN lleva a cabo una estrategia de cerco a Rusia, la mayoría de los países de Europa del Este han ingresado en la organización, ya sea por conveniencia o por coacción. Al tiempo que EE. UU. desactiva los acuerdos de seguridad colectiva firmados con la Unión Soviética:

  • En 2002 EE.UU se retira del Tratado sobre Misiles Anti-Balísticos.
  • En 2019 EE.UU abandona de manera unilateral el Intermediate-Range Nuclear Force o tratado de los euromisiles.

Ucrania, la última frontera

En los años 2000 Ucrania represantaba la frontera definitiva de la OTAN que completaría el cerco a Rusia. Los intentos por hacerse con el país a través de las elecciones fracasaron: en 2010 el presidente saliente y candidato prooccidental, Viktor Yushchenko, obtuvo un 6% de los votos en la primera vuelta. Se hizo patente la necesidad de un golpe de Estado.

Maidan o golpe “blando”

En los años 90s la Ucrania postsoviética perdió un 60% del PBI y más del 20% de su población. La situación comenzó a mejorar en el periodo 2010-2013 bajo el presidente Viktor Yanukovich y en el marco de un acuerdo de precios preferentes de gas ruso. Eso no evitó que una oligarquía corrupta continuara desangrando el país y en 2013 se vio obligado a recurrir al crédito internacional:

  • El FMI ofreció una línea de crédito a cambio de ajustes estructurales y la inmediata subida de los precios de la electridad, combustibles y transporte público. Como bien sabemos en Latinoamérica, eso significa Maidán.
  • La Unión Europea, que estaba concretando un acuerdo comercial con Ucrania, exigía la implemetación de dicho acuerdo a cambio de crédito. El acuerdo en palabras de Yanukovich “exigía muchos sacrificios a la población y no ofrecía ninguna compensación”; en palabras de un negociador de la UE, “era un tratado colonial”. Es decir, a medio plazo, Maidan.
  • Rusia ofreció crédito a Ucrania y continuar con las relaciones comerciales vigentes, incompatibles con el acuerdo de la UE, ya que, si Ucrania permitía la entrada de productos europeos, Rusia debía levantar barreras arancelarias en Ucrania.

Las protestas del Maidan (plaza central de Ucrania) comenzaron en noviembre de 2013, cuando Yanukovich anunció la postergación del acuerdo con la UE y la aceptación del crédito ruso.

Al principio las protestas eran pacíficas, controladas por la “sociedad civil” recién adoctrinada con las becas y los foros del National Endowment for Democracy (Departamento de Estado USA) o Renaissanse Foundation  (George Soros) y una presencia marginal de grupos fascistas, que cuentan con una gran tradición en Ucrania y mucho dinero procedente de la diáspora antisoviética (adivinen quien la financia).

A finales de mes, cuando los manifestantes estaban para irse a casa, estos grupos se mostraron muy organizados a la hora de provocar a la policía, la cual a su vez recibió órdenes contradictorias de elementos infiltrados en altas instancias del ministerio del interior. Comenzó así una serie de choques violentos convenientemente difundidos por redes sociales y canales de esa “sociedad civil” hasta que se consumó en febrero de 2014 el golpe de Estado tras unos tiroteos en los que francotiradores misteriosos abatieron por igual a policías y manifestantes, como en Caracas, Venezuela.

Catherine Ashton talks and Paet. Urmas Paet on the situation in Ukaine – YouTube

Conversación entre Urmas Paet, ministro de asuntos exteriores de Estonia, y Catherine Ashton, alto representante de la UE para asuntos exteriores (min 6,50) 5 de marzo de 2014

Recorded conversation between Asst. Sec. of State Victoria Nuland and Amb. Jeffery Pyatt – YouTube

Aquí la Asistenta de la Secretaria de Estado USA Victoria Nuland reparte cargos con el embajador USA en Ucrania Jeffery Pyatt, en el minuto 3, 10 dice: fuck de EU.

El este del país no aceptó el nuevo gobierno y surgieron conflictos que se desarrollaron de manera desigual: Crimea fue incorporada a Rusia; en Dnepropetrovsk, Jarkov y Odessa las fuerzas reaccionarias se hicieron con el poder violentamente y ante las cámaras, durante la matanza de la Casa de los Sindicatos en Odessa, y en silencio, como los asesinatos de representantes progresistas en Dnepropetrovsk por parte de los servicios de seguridad de PrivatBank (oligarca Igor Kolomoisky).

En Lugansk y Donetsk, las fuerzas progresistas lograron armarse y expulsar a los fascistas. La junta de Kiev respondió con la Operación Antiterrorista: había comenzado la batalla del Donbass, y en esta situación es donde aparecen los hombres para la historia y el tiempo…

El conflicto del Donbass se llevó la vida de 14.000 personas de ambos bandos, unos 5900 civiles entre ellos 370 niños. Los acuerdos de Misk, auspiciados por Rusia, Francia y Alemania, trataron de poner fin al conflicto en un modelo federativo que las partes, Ucrania y las repúblicas autoproclamadas de Lugansk y Donetsk, aceptaron.

Sin embargo, el 1 de septiembre de 2021 Ucrania y EE. UU. firmaron un acuerdo de cooperación militar que dejaba los acuerdos de Minsk en papel mojado. Las partes, y ahora podemos hablar de Rusia y la OTAN, comenzaron a mover tropas a la frontera.

Alexey Castillo cayó en el pueblo de Peski, Donetsk, rechazando una ofensiva ucraniana.

Ucrania on fire, Oliver Stone, 2016

Ponencia Pedro Baños

Ponencia Anatoli Basserman

Rosalba Alarcón Peña

Rosalba Alarcón Peña, periodista y Defensora de Derechos Humanos, directora del portal web alcarajo.org y la Corporación Puentes de Paz "voces para la vida". Además, analista y columnista del conflicto armado de su país natal (Colombia) en medios internacionales.

Deja un comentario