• diciembre 2, 2022 7:04 am

La sonrisa de la esperanza: Mi punto de vista sobre la muerte de Camilo

PorRosalba Alarcón Peña

Dic 19, 2021

Con la intención de dar a conocer los esfuerzos realizados por personajes nacionales e internacionales a favor de la paz de Colombia, y de contar la historia a través de diferentes textos, AlCarajoOrg publicará libros y textos que aproximan de forma verídica la lucha de la sociedad colombiana por lograr la paz en el país suramericano.

Empezamos este ejercicio con el Sociólogo, maestro, padre y revolucionario Camilo Torres, libro de la Universidad Nacional de Colombia, que será publicado en su totalidad en diferentes artículos, que recoge la esencia de sus planteamientos en sus aportes más importantes a la percepción de temas que aún siguen siendo vigentes por el alcance de los objetivos que estos se fijan en el orden espiritual, social, económico y político.

Mi punto de vista sobre la muerte de Camilo

Han sido distintos los balances que se han hecho sobre la muerte de Camilo Torres Restrepo en combate. Básicamente giran en torno a dos posiciones: la que afirma que la dirección del eln, a cuya cabeza se encontraba Fabio Vásquez Castaño, tiene la responsabilidad directa del hecho de subvalorar la importancia que Camilo tenía para el proceso de transformación revolucionaria de Colombia y le permite sin la suficiente preparación militar entrar en combate; y la segunda, que considera que la muerte de Camilo obedece a la lógica de sus propias decisiones y a su irrenunciable deseo de comprometerse a fondo con el proceso en el que estaba participando.

Con la muerte de Camilo se produce la construcción de un símbolo que le dará estabilidad al proyecto, permanencia y proyección sobre la edificación de sus propias leyendas, rituales y mártires. Las declaraciones de Fabio Vásquez, a la Revista Sucesos, inician desde muy temprano el trabajo de recuperación de la imagen de Camilo como militante guerrillero, sacerdote, líder popular y patrimonio de las luchas revolucionarias, “propiedad” del eln.15 Es notable en todas las versiones y valoraciones de la vida y muerte del sacerdote revolucionario la insuficiencia en la lectura histórica de la experiencia política amplia y abierta de Camilo, la que constituye la mayor parte de su existencia como sacerdote, sociólogo y líder popular. El fundamentalismo con que se contempla la lucha armada opaca otros espacios de reflexión de la riqueza sociológica y política del pensamiento camilista. Su concepción sobre la unidad popular, así como el papel de cada sector social en los procesos de transformación, se fueron hundiendo en las consignas que, proviniendo de su pensamiento, no constituían la síntesis de este.16

La muerte de Camilo impactó profundamente al clero latinoamericano y se proyectó a Europa, en el núcleo de sacerdotes que encontraban en el Evangelio justificación de su compromiso y práctica social con los sectores obreros y marginados.17 Camilo se convirtió en alguna medida en el artífice histórico de las nuevas tendencias teológicas que habrían de concretarse en el Concilio Vaticano II, en las reuniones del Consejo Episcopal Latinoamericano de Medellín y en el surgimiento de la Teología de la Liberación.

El Movimiento Latinoamericano de Comunidades Eclesiales de Base estaría inspirado por el ejemplo del compromiso cristiano de Camilo y de otros sacerdotes, monjas y laicos que comenzaron a modificar su práctica religiosa tradicional, a través de un compromiso político y social con los sectores marginados. En los años que siguieron a la muerte de Camilo algunos sacerdotes, entre ellos varios que pertenecían al movimiento de Golconda, se vincularon al eln como militantes. Son ejemplo de este proceso: Aurentino Rueda, Manuel Pérez, Antonio Jiménez Comín, entre otros, quienes fueron incorporándose poco a poco al trabajo del eln. Políticamente, la muerte de Camilo también impacta lo que había quedado del Frente Unido, después de la vinculación del exsacerdote a la guerrilla. De los restos del proyecto surgen los Comandos Camilistas, cuya actividad se centra fundamentalmente en los espacios universitarios y barriales; a través de ellos se promueve la protesta estudiantil y ciudadana y se canalizan recursos humanos para las filas del eln.

Camilo como experiencia histórica le legó al movimiento latinoamericano y mundial el carácter humano de la lucha revolucionaria y un profundo debate entre marxismo y cristianismo.

Rosalba Alarcón Peña

Rosalba Alarcón Peña, periodista y Defensora de Derechos Humanos, directora del portal web alcarajo.org y la Corporación Puentes de Paz "voces para la vida". Además, analista y columnista del conflicto armado de su país natal (Colombia) en medios internacionales.

Deja un comentario